Un gallo ‘verdulero'

Un vecino de la Aguilera denuncia a otro por exceso de ruido en su corral

12/07/2019 12:15 | Begoña Cisneros

Llamativa cuanto menos resulta el punto del orden del día que se ha tratado hoy jueves en la Junta de gobierno local de Aranda. Los propietarios de una vivienda de la calle San Sebastián de La Aguilera han denunciado a otro vecino de esta calle porque el gallo y las gallinas de su corral estaban produciendo un ruido molesto.

Y la ley les ampara, puesto que las mediciones realizadas por la empresa Audiotec indican que los decibelios superan el máximo permitido, por lo que desde el Ayuntamiento de Aranda se insta al propietario de los once animales a que tome medidas correctoras para evitar daños a terceros, daños que pueden pasar por el aislamiento acústico del corral para minimizar el ruido o el traslado de los animales a otra ubicación donde no molesten.

Eso es lo que tiene contar con un gallo que “empieza a cantar a las 5:30 de la mañana y no para”, tal y como argumentan los vecinos denunciantes.

 

 

Una expropiación de 89.550 €

En la reunión del equipo de gobierno semanal también se ha aprobado el pago del justiprecio a los propietarios de la parcela situada al final de la calle Pizarro, frente al polideportivo Príncipe de Asturias. Un expediente que se remonta a los años 90, momento en el que se no se realizó la expropiación de forma adecuada y ahora la sentencia definitiva fija el precio a pagar en  89.550 €.

Del mismo modo se ha aprobado la licencia para permitir la segregación de un local bajo situado en la calle Carrequemada, la primera de las prórrogas para dar continuidad durante un año más al taller de trajes de folclore con el pago de 1.250 euros al mes por curso, y la contratación del programa ‘Cine bajo las estrellas’ de la Concejalía de Juventud por 7.050 euros