Está prohibido dar de comer a los gatos callejeros

El Ayuntamiento recuerda que esta acción puede derivar en una sanción de hasta 750 €

18/07/2019 13:30 | Begoña Cisneros

Es muy triste ver en la calle gatos abandonados o callejeros y es muy humano al menos darles de comer, pero lo cierto es que esta acción lleva pareja una serie de problemas que puede ser perjudicial para la salud pública. La proliferación de estos animales en las calles, además de ocasionar suciedad, olores y molestias al vecindario atrae a las ratas, cucarachas u insectos, además de que fomenta el asentamiento urbano de estos animales.

Por ello desde el Ayuntamiento de Aranda se ha hecho público un bando donde se recuerda que la ordenanza de limpieza viaria prohíbe “arrojar o depositar desperdicios, embalajes y, en general, cualquier tipo de residuos en las zonas públicas o privadas, en sus accesos y en los solares o fincas valladas o sin vallar”. Señala este comunicado que este tipo de acciones, alimentar a los gatos, también ensucian el municipio “y ocasionan un gran malestar a los vecinos de las zonas afectadas por los olores, suciedades, mala imagen, problemas higiénico-sanitarios”. “Es importante recordar que los gatos pueden transmitir enfermedades”, indica el escrito.

Por último, se recuerda con este bando que las sanciones en este aspecto oscilan entre los 200 y los 750€.

Imagen: gatos.plus