González niega que se haya prohibido dar de comer a los gatos

Se compromete a aclarar de forma pública el bando emitido hace unos días

26/07/2019 14:30 | Begoña Cisneros

Que el bando que emitió el Ayuntamiento de Aranda hace unos días no prohíbe echar de comer a los gatos es algo que quiere aclarar la alcaldesa. Raquel González asegura que ese comunicado se realizó para recordar que no se pueden arrojar o depositar desperdicios en la vía pública y no con la intención de crear la situación que se ha generado.

Seyla Llorente es una joven vecina de Aranda que acudía al Pleno correspondiente al mes de julio para advertir que ella, y las personas que forma voluntaria están llevando desde hace mucho tiempo y de forma totalmente altruista la acción de dar de comer a los gatos callejeros para esterilizarles y desparasitarles, están viviendo desde que se ha dado a conocer este bando situaciones de verdadera agresividad por parte de algunos vecinos. Incluso se ha  contabilizado la muerte de dos gatos que han sido apedreados. “Me han llegado a decir que después de los gatos voy yo”, comentaba.

Raquel González asegura que va a emitir un comunicado señalando que “no está prohibido dar de comer a los gatos”. Señala que lo único que se advertía con la publicación de ese bando era recordar las sanciones que la ordenanza contempla en el caso de que no se respete la normativa de arrojar o depositar desperfectos, embalajes o cualquier tipo de residuos en las vías públicas y privadas, así como en los solares. Leyó esa parte del bando, pero obvió leer los dos primeros párrafos que sí que hace referencia directamente a los gatos callejeros. El texto dice claramente que “no se deben depositar residuos de comida y otros residuos en la vía pública, ni para alimentar gatos callejeros o abandonados, ya que ello supone ensuciar las vías públicas y atraer ratas, cucarachas u otros insectos, además de fomentar el asentamiento urbano de gatos callejeros”.

Seyla Llorente recordó que las personas voluntarias están realizando un trabajo que “corresponde al Ayuntamiento y ustedes no han hecho nada”, y pide que se valore la forma de implantar el programa CES (captura, esterilización y suelta) de los gatos abandonados tal y como hace, por ejemplo, el Ayuntamiento de Caleruega. Por parte del concejal de Medio Ambiente, Carlos Fernández, la promesa está hecha: “estudiaremos cómo implantarlo y se llevará a comisión y a Pleno”, asegura.

Bando emitido por la alcaldía el pasado 9 de julio

 

Imagen superior: Seyla Llorente acudió junto a otras personas voluntarias al pasado Pleno. / BC