Sonorama no crece en cantidad pero sí en calidad

Alrededor de 110.000 personas ha recibido el festival

13/08/2019 12:41 | Begoña Cisneros

Lejos de crecer, Art de Troya ha mantenido durante la edición del Sonorama Ribera que acaba de finalizar el compromiso que hacía. No ha vendido más entradas que en 2018, sino que se ha limitado a crecer en calidad, ofreciendo a las personas que han acudido a disfrutar de sus conciertos un lugar más agradable. "El balance de esta edición del festival es muy positivo. Manteniendo nuestro compromiso de vender las mismas entradas del año pasado en un espacio más grande el festival ha mejorado y las 30.000 personas que hemos recibido cada día han podido estar más cómodas, lo cual era desde hacer tiempo nuestro principal objetivo”, explica el director del festival Javier Ajenjo.

Mucho en ello ha tenido que ver el traslado de los escenarios, excepto uno que se ha mantenido en el recinto ferial, al nuevo espacio situado en El Picón que ha triplicado la superficie que se venía ocupando en otras ediciones. Un lugar que ha sido del agrado de los ‘sonorámicos’ que destacaban la comodidad de la nueva ubicación.

En cuanto a repercusión económica, son más de ocho millones de euros los que se generan en Aranda con la celebración de Sonorama en una ciudad, y alrededores, que durante estos días cuelga el cartel de “no hay habitaciones” y que llena las mesas de sus restaurantes y de los bares.  A ello se suma la repercusión mediática que supone para Aranda de Duero Sonorama, apareciendo durante los días del festival en medios a nivel nacional.

Han sido más de 130 bandas y 50 DJs los que han participado en Sonorama con un cartel que ha acogido a artistas de diferentes estilos como Love of Lesbian, Nacho Cano, Crystal Fighters o Taburete. Además de en este nuevo recinto, algunos de los momentos más especiales se vivieron una vez más en el escenario de la Plaza del Trigo, ya convertido en uno de los favoritos de los asistentes. Como en anteriores ediciones, cada día del festival contamos con grandes conciertos sorpresa que este año vinieron de la mano de Joe Crepúsculo, Kitai y Viva Suecia. Este año, además, Sonorama Ribera ha llegado cargado de novedades como las charlas MID sobre industria musical, el Urban Stage en el que por primera vez la música urbana ha tenido su hueco en el festival o los conciertos íntimos de la Iglesia de Santa María.