Una noche ruidosa y con broncas

Una mujer fue detenida por alteración y molestias y un hombre tuvo que ser recriminado en dos ocasiones

30/08/2019 14:29 | Begoña Cisneros

La policía nacional detenía esta madrugada a una mujer que se encontraba gritando en la calle Sol de las Moreras por molestias en al vecindario y con síntomas de embriaguez.

Del mismo modo se tuvo que actuar en dos ocasiones para apaciguar a un hombre que con síntomas de haber tomado alcohol importunaba a viandantes y conductores. La primera vez ocurría a primeras horas de la tarde en la avenida Castilla y la segunda sobre la una de la mañana junto a un establecimiento de copas de la calle Hospicio. El hombre se encontraba en medio de una discusión en la que también una mujer estaba gritando en la calle con síntomas de embriaguez diciendo cosas incoherentes y molestando al vecindario.

Fueron precisamente las llamadas de los vecinos las que alertaban sobre lo que estaba sucediendo, con una disputa en la que resultaba dañado un coche que se encontraba aparcado en la carretera con la rotura de su luna delantera. También el teléfono de la policía local recibía llamadas sobre el alto volumen de la música que se originaba desde el interior de un establecimiento que acaba de abrir sus puertas a pesar de la hora.

Fotografía: La calle Hospicio se está convirtiendo en un punto negro de peleas nocturnas como la de la imagen que tenía lugar hace unos días. / BC