La Junta recomienda que se opte por una revisión del PGOU y se olvide la modificación

28/01/2011 13:43 | Begoña Cisneros


La Junta de Castilla y León recomienda que el Ayuntamiento  deje de lado la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Aranda de Duero y comience a trabajar en la revisión del mismo para obtener un nuevo Plan. Así lo ha comunicado el Jefe del servicio de Urbanismo a través de un escrito fechado la semana pasada que ha emitido al Consistorio.

 

Aunque la modificación pura y dura todavía se podría realizar, ya que el mecanismo que se puso en marcha en el año 2000 para hacerlo no ha sido derogado, desde la administración regional se temen que el Ayuntamiento de Aranda opte por esa vía para eludir el trámite ambiental. “No sería adecuado ir a la vía de la modificación para eludir el trámite ambiental”, señala el informe.

 

El técnico del servicio de Urbanismo explica que la tramitación y los plazos “no serían más rápidos en un procedimiento que en otro, puesto que las exigencias respecto a los informes sectoriales serían las mismas”. De hecho, señala que “la elaboración de la revisión puede ser más simple que una compleja modificación”, ya que para esto último es necesario una memoria justificativa, ya que es necesario acreditar “que no se opta por dicha vía simplemente como excusa para eludir actuales exigencias al planeamiento general”.

 

Y es que, señala el informe, la situación de Aranda de Duero “ha variado notablemente dando lugar a numerosos cambios” en aspectos urbanísticos tan esenciales como aguas, riego o medioambiente. También en la planificación de las viviendas o de las infraestructuras. “Mediante una revisión se verifica la coherencia global del nuevo instrumento en todos los ámbitos y se pueden integrar las numerosas modificaciones operadas hasta la fecha. Su motivación conjunta es más sencilla que hacerla para cada uno de esos ámbitos, tal y como exige la vía de la modificación”.

 

Sanz pide una partida específica para el PGOU

 

La noticia la ha dado a conocer esta mañana el concejal no adscrito Alfonso Sanz, para quien es necesario que los próximos presupuestos de Aranda incluya una partida importante, de unos 500.000 euros, para acometer el nuevo Plan que, calcula, no podría entrar en vigor hasta dentro de dos años.

 

Para empezar rápido, bajo su punto de vista, se podría utilizar como base la moción aprobada por PSOE, IU-LV y PCAL con la abstención del PP en octubre de 2009, donde se renunciaba a la tramitación del PGOU, para comenzar los trabajos; unos trabajos que no deberían hacerse, opina, desde el propio Ayuntamiento “porque se necesita un equipo de redacción muy complejo para estudiar la situación”.

 

Por último, Sanz acusa a Ángel Guerra, del PP, y Eusebio Martín, del PSOE, de ser los verdaderos responsables de que Aranda aún no cuente con un Plan Urbano adaptado a la ley “por el famoso pacto que hicieron”, aunque a continuación añade que “somos todos los concejales culpables porque hemos mirado hacia otro lado”. “Tenemos que pedir responsabilidades políticas sobre ese pacto que hicieron”, comenta. “Una ciudad como Aranda no se merece ser la excepción de todo Castilla y León por no tener el PGOU adaptado a la ley”, termina diciendo el edil independiente.