Más Luces

Cuando las ciudades están inmersas en una competición para tener la mejor ambientación navideña, la estética y programación en Aranda deja mucho que desear

10/12/2019 7:30 | SUSANA GUTIÉRREZ

Cada vez parece que la Navidad se adelanta más en el tiempo… Quizás porque se necesita un poco de alegría ante la realidad diaria, también para utilizarla como reclamo turístico y, evidentemente, para favorecer la vida económica y comercial en las calles. Hay muchas razones y la realidad marca que, si antes era en el puente de la Constitución, ahora el pistoletazo de salida, encendido o como queremos llamarlo, irrumpe con la llegada del mes de diciembre. También, en los últimos tiempos, existe una especie de competencia entre las ciudades, a ver quién coloca mayor iluminación, más estética, actividades más originales y variadas. Eso tiene que significar que deja buenos resultados monetarios, de notoriedad pública y de satisfacción ciudadana.

Pues bien, como en tantas cosas, parece que en Aranda jugamos en otra liga, en categorías más inferiores. Lo dice una que es como el ‘Grinch’, sin ningún espíritu navideño y nada apegada a estas fechas; pero, aún así, el buen gusto y la apuesta por el ocio y la cultura tienen que estar presentes de forma obligatoria. La iluminación a Aranda ha llegado tarde, obsoleta, con escasa estética si quitamos la zona de los árboles de la Plaza Mayor. Por nuestras calles no hay ni bolas gigantes tan de moda, ni regalos reflectantes, sin árboles de luces modernos… Esos adornos, cuando menos, animan a hacerse una foto y colgarlo en las Redes. Vamos algo así como promocionarnos.

Luego llega el aspecto de la programación y, por mucho que se quieran sumar actividades y hacer ver que las 27 que organiza el Ayuntamiento son muchas, la verdad es que no cumple las expectativas. Por segundo año consecutivo, no se ha llegado a tiempo para sacar a concurso y adjudicar una pista de patinaje sobre hielo en la Plaza Mayor. No se aprendió de la experiencia del año pasado, y en 365 días no ha habido tiempo de licitar una contratación. ¡Qué cosas más raras pasan aquí! Para intentar salir del sonrojo, ahora se dice que ya se está trabajando en el pliego del próximo año. Sí, para una pista de patinaje sobre hielo que se contratará por dos años prorrogables dos más. Por lo tanto, si sale, todo apunta a que será para los próximos cuatros años, hasta enero de 2024. Esperemos que las pistas de patinaje sobre hielo no pasen de moda porque  nos vamos a hartar.

Pero más allá de la pista de patinaje sobre hielo, existen muchas más alternativas navideñas. Es más, hay actividades que pueden ser complementarias. No hay nada más que darse una pequeña vuelta por las ciudades cercanas, y ya no las capitales de provincia, ciudades similares a Aranda en todos los sentidos, incluso en el meteorológico. Existen carruseles antiguos que conviven con trenecitos al aire libre para los más pequeños, mercadillos navideños, belenes originales. se pueden unir varias actividades, con patinaje incluido, para dar un poco sentido a la navidad. Algo que aquí nunca ha pasado.

Este año, la alternativa será una pista que denominan de rowling, una pista de patinaje al uso, que se podrá utilizar de forma gratuita y que abrirá el día 20 de diciembre. La pista ha salido a licitación por un precio máximo de 24.000 euros, poco menos que la de patinaje sobre hielo, ya que en ese caso también la empresa adjudicataria contaba con los ingresos por el precio de las entradas. Supongo que fue una opción para salir del paso, porque en este Ayuntamiento casi todo llega tarde… Las cosas hay que prepararlas con tiempo, buscar ideas y escuchar también propuestas. Del mal llamado carrusel, esa atración de toda la vida de la Plaza San Antonio, mejor no hablo, se retrata por sí misma.

Más allá de la pista, el resto de la programación navideña, las 27 actividades (hay otras 16 de colectivos) que organiza el Ayuntamiento tendrán un presupuesto global de 31.000 euros. Para lograr esa cantidad, ha sido necesaria la participación de cuatro concejalías: Festejos, Cultura, Promoción y Comercio. ¿No tenemos más capacidad de inversión en algo que puede generar riqueza y actividad? Me cuesta creerlo… Pero es que, tal vez, no es una prioridad.