Condena de 38 años de cárcel para cada uno de los procesados en el caso Arandina

Cada uno de ellos es acusado de un delito de agresión sexual y dos de cooperación en el delito efectuado por sus compañeros

12/12/2019 12:23 | Begoña Cisneros

Carlos Cuadrado, Víctor Rodríguez y Raúl Calvo, los tres jóvenes que el año 2017 jugaban para el equipo de fútbol de la Arandina y que, según los magistrados de la Audiencia provincial que se han encargado del proceso judicial, agredieron sexualmente a una menor de 16 años, acaban de recibir la condena, cada uno, de 38 años de cárcel.

Los tres por separado reciben una pena de 14 años de prisión por un delito de agresión sexual sobre una menor que en el momento de los hechos contaba con 15 años, a lo que se suman penas de 12 años por cooperar en cada una de las agresiones cometidas por sus compañeros de piso. De esta manera, cada uno de ellos suma 38 años de cárcel, aunque aplicando el límite máximo de cumplimiento de prisión no podrán estar en la cárcel más de 20 años, imponiéndose una medida de libertad vigilada durante los siguientes 10 años.

De esta manera se condena desde la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Burgos a cada uno los acusados como autores de un delito de agresión sexual, con acceso carnal en forma bucal. El sumario de la sentencia indica que se ha apreciado “la existencia de intimidación ambiental por el hecho de haber actuado los tres acusados sobre la víctima, en el piso de éstos, con la luz apagada y por sorpresa, sin que la menor pudiera reaccionar, debido a la diferencia de edad y complexión física de los acusados”.

Los magistrados han tomado en consideración el testimonio de la víctima, que “resultó corroborado por las personas más allegadas y por el informe psicológico”. Y aunque la denunciante difirió en su relato a  sus conocidos, por influencia de las redes sociales advierten, se aprecia “credibilidad a su versión en cuanto refiere que no realizó los hechos voluntariamente”.

En el juicio ha quedado probado que los acusados conocían que la denunciante tenía menos de 16 años: “Iba al colegio con uniforme y su madre y otros testigos se lo habían dicho”, señala el sumario.

Además de la pena de prisión, cada uno de ellos tiene la prohibición de comunicarse con la joven o de acercarse a una distancia inferior a un kilómetro durante 41 años. Se suma la indemnización conjunta de 50.000 euros por el daño moral causado.

 

Absoluciones

La pena no es mayor aún porque los tres han recibido la absolución del delito de proposición de actividades sexuales; y a uno de los acusados, por su madurez similar a la de la víctima conforme al informe psicológico y falta de corroboración, del delito de agresión sexual continuada por el que se acusaba.

La sentencia indica que los posibles recursos que se efectúen ante ella deberán ser resueltos por la sala de la Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Imagen: Sala de la Audiencia Provincial donde ha tenido lugar el juicio./ DR