"Contaremos con un nuevo cardiólogo en enero y recuperaremos las ecografías a partir de febrero"

Hacemos un balance sanitario junto al gerente del Santos Reyes, Evaristo Ruiz Arzalluz

29/12/2019 7:46 | Begoña Cisneros

Sin duda la mayor preocupación de los arandinos y ribereños durante este año que dejamos atrás la ha protagonizado la Sanidad de la comarca. Falta de especialistas y decisiones políticas o estructurales nos han llevado a que suba en algunos momentos la temperatura social ante el temor de perder calidad en el servicio público. Evaristo Ruiz Arzalluz ha ejercido 14 años como director médico del Santos Reyes de Aranda, desde el pasado mes de mayo es el nuevo director gerente del hospital y con él queremos charlar para saber algo más sobre él y sobre la situación actual de la Sanidad en Aranda.

-Médico, cirujano y especialista en bioética para finalmente dedicarse a la gestión sanitaria con dos  másteres: Máster en Dirección Médica por la Escuela Nacional de Sanidad, y Máster en Administración Sanitaria también por la Escuela Nacional de Sanidad. ¿Está contento con el paso que dio en su día?

-Pues sí, la verdad es que tengo el privilegio de disfrutar de mi trabajo porque percibo que cada decisión repercute directamente en la atención sanitaria de la población, que es la que me paga con sus impuestos. He procurado guiarme siempre por ese principio, poner por delante la atención a los ciudadanos, y nunca me ha fallado. Mi lucha consiste en que se atiendan las consultas y los quirófanos, que no se retrasen o anulen las citas, que se proporcione una asistencia de calidad y proximidad.

-Vive en Valladolid pero trabaja en un hospital comarcal a una hora de viaje. ¿No es de los que esperan estar más cerca de casa?

-No. El viaje se hace pesado, cierto, pero me compensa porque en Aranda estoy muy a gusto. Me considero apreciado y aprecio a mis compañeros y compañeras. Cualquier cambio sería a peor, intuyo.

-¿Qué es lo mejor y lo peor que le ha ocurrido en el hospital durante los últimos 8 meses?

-Lo peor, el Concurso de traslados, que echó por tierra el trabajo de 10 años. Lo mejor, la progresiva recuperación y, sobre todo, la solución del problema de Ginecología. También en el listado de cosas positivas está el apoyo que he sentido por las Asociaciones de Vecinos que, la verdad, han hecho una gran labor.

- Un problema, el de la falta de profesionales, que no es solo de Aranda pero que está más acuciado en hospitales comarcales. ¿Cuál cree que es la solución?

-La solución, en mi opinión, sería convocar Ofertas Públicas de Empleo restringidas a las zonas de difícil cobertura, como por ejemplo, Aranda, Soria o El Bierzo. Los buenos profesionales quieren tener una plaza fija y optarían a esas plazas. Como ahora sí hay concursos de traslados, se podrían trasladar en un par de años a otros hospitales que les convengan más. En cambio, si las Ofertas Públicas de Empleo se convocan para todo Sacyl, las plazas de Aranda, Soria y Bierzo pueden quedar desiertas.

-No dudó en buscar radiólogo hace un año de forma personal en sus redes sociales. ¿Es difícil separar lo personal de lo profesional?

-Es que no hay que separarlo, en mi opinión. Yo sufro cuando las cosas van mal y me alegro cuando van bien. No soy un burócrata. No gestiono números, son personas. Y, por parte de los profesionales igual, para ser un buen radiólogo, además de ciencia, hay que ser buena persona. El trabajo en el sistema público exige un plus de ética personal. Es lo que nos diferencia de la privada. Si perdemos eso, mal vamos.

-¿Cómo está ahora la situación del personal en el Santos Reyes? ¿Qué profesionales faltan en estos momentos?

-Puedo anunciar que a partir del 2 de enero incorporamos un cardiólogo más, y además muy cualificado profesionalmente (viene del Doce de Octubre, de Madrid). Nos faltarían 1 radiólogo, 1 digestólogo, 1 geriatra, 1 oftalmólogo y 1 oncólogo. Falta gente, pero ya no es lo de antes.

-Vamos al paritorio. ¿Se sabe cuántos partos han tenido que ser derivados este año por falta de personal a Burgos? ¿Y ecografías?

-Partos, ninguno. Ecografías, las recuperaremos a partir de febrero.

-Con la llegada de los tres nuevos ginecólogos contamos con seis. ¿Está asegurado el servicio tal y como se hacía antes?

-En realidad tenemos 7, aunque una de ellas está de baja. Sí, podemos decir que el problema está resuelto, aunque todavía nos hacen alguna guardia puntual otros profesionales que vienen de fuera.

-En 2018 la demora media para ser operado fue de 54 días. ¿Ha bajado esa cifra en 2019? ¿Ha habido más personas en espera de intervención este año?

-No, desgraciadamente la demora y la lista de espera quirúrgica ha subido como consecuencia de que en verano cerramos los quirófanos 3 semanas para acondicionar, porque no podemos esperar al hospital nuevo; y porque hemos tenido déficit de profesionales, sobre todo de Oftalmología y Ginecología, durante varios meses.

-Aunque es gerente de un hospital no deja de ser un gestor sanitario. ¿Cómo ve la intención de la Junta de agrupar las consultas rurales y ofrecer una atención a la demanda?

-Algo hay que hacer, desde luego, porque desgraciadamente la demografía manda: los pueblos que antes tenían “x” habitantes, ahora tienen menos. Hay que adecuar la oferta a la demanda, porque esto es un Sistema planificado. Y lo que se vaya a hacer se está intentando consensuar, me consta, con todos los implicados –pacientes, alcaldes, profesionales, etc- a sabiendas de que nunca llueve a gusto de todos. Por otro lado, esa demografía también afecta a los médicos, que se van a jubilar en masa a partir de estos años. Por otro lado los que protestan tampoco ofrecen un plan alternativo, que yo sepa. Se habla de recortes, de que faltan médicos, pero tengo que decir muy alto y muy claro que cuando yo llegué a este hospital había 57 médicos y ahora hay casi 100. Faltar, faltan, porque nos gustaría tener alguno más, pero relativamente.

-¿Qué hace Evaristo Arzalluz cuando no está inmerso en cuestiones sanitarias? ¿Hay ratos para el tiempo libre?

Mi hobby es mi familia, a la que siempre dedico menos tiempo del que se merece. Otro hobby sois vosotros, los medios de comunicación, que siempre me han atraído. Escribo en el Diario de Burgos una vez al mes, y participo en una tertulia televisiva en TvCyL 7, cada quince días. Aparte, me gusta leer, sobre todo ensayo. Deporte ya no hago. No me da la vida.