A falta de cuatro meses para que finalice el contrato de limpieza

El PSOE pide que el Ayuntamiento medie en la negociación de trabajadores y Urbaser

27/12/2019 8:21 | Begoña Cisneros

Será a finales de abril de 2020, dentro de cuatro meses, cuando el actual contrato que el Ayuntamiento tiene con la empresa Urbaser para que se encargue del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos urbanos finalice. Y aunque el documento contiene la posibilidad de optar por dos prórrogas de un año la intención del concejal de Medio Ambiente, Carlos Fernández, es elaborar un pliego, si da tiempo, para iniciar una nueva contratación. Si no fuera posible, asegura que la prórroga incluirá el añadido de la limpieza de varias zonas de la ciudad que en estos momentos no se encuentran en el actual pliego, como pudiera ser el sector Centro Cívico, tras el colegio de las Dominicas donde ya hay familias viviendo.

 

30.000 euros más por el servicio

Con respecto al actual contrato, la empresa Urbaser recibirá de manos del Ayuntamiento de Aranda la cantidad de 30.000 euros que se suman al canon anual que se paga por el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos. Se trata de un dinero que se deriva del incremento del Índice de Precios al Consumo (IPC), que da respuesta a una solicitud realizada por la propia empresa y que es válido para el período que va desde el 5 de abril de 2019 al 5 de abril de 2020.

Explica el concejal de Medio Ambiente, Carlos Fernández, que la cantidad ni siquiera alcanza el aumento del IPC, que según la última revisión señala un incremento del 1,3%, ya que la cuantía solo llega al 1,105%.

 

Más control y atención a los trabajadores

La subida del canon se aprobaba este jueves en el último Pleno del año, donde se dejó patente la necesidad de que exista un responsable municipal para revisar el cumplimiento de una adjudicación que, recuerda el concejal de VOX Sergio Chagartegui, “supone un 10% de los presupuestos anuales”.

Desde el PSOE, su concejal Ildefonso Sanz incide en que en el Ayuntamiento “no hay nadie que controle este pliego”. Pero su crítica iba más allá cuando señalaba que en materia laboral los trabajadores están pasando un mal momento. “Se está amenazando a algunos trabajadores con amenazas si no se hace lo que está diciendo la empresa”, indican desde el PSOE, pidiendo al concejal de Medio Ambiente su mediación entre empresa y empleados. “No podemos estar impasibles ante lo que está ocurriendo”, comentaba Sanz, reconociendo que aunque a pesar de que no son trabajadores del ayuntamiento “el ayuntamiento está pagando su sueldo. Si se están inculcando derechos laborales tenemos la obligación de ser tan exigentes como si los trabajadores fueran del ayuntamiento”.

La respuesta del edil de Medio Ambiente fue la de dejar primero que la negociación entre comité de empresa y patronal se desarrolle "y si es necesario no tengo problema en que haya reuniones a tres bandas donde estemos presentes", señalaba.

Al Pleno acudían miembros de ese comité de empresa que solicitaban la intermediación del Ayuntamiento. "Tenemos una situación mala, no tenemos igualdad, por pedir nuestros derechos somos malos, por pedir lo que es nuestro somos mala gente. Queremos que se tome manos en el asunto", reclamaban al Consistorio.