Continúa en descenso el número de ingresados en el Santos Reyes por coronavirus

El Santos Reyes humaniza sus protocolos para minimizar los duros momentos por los que pasan los pacientes

03/04/2020 15:03 | Begoña Cisneros

Si ayer jueves era el primer día en el que se producía una bajada en el número de pacientes ingresados en el hospital Santos Reyes por coronavirus, hoy la línea descendente continúa. Según las informaciones que nos llegan desde el centro arandino, ahora mismo son 37 las personas que se encuentran ingresadas cuando ayer eran 40.

Sí es verdad que hay que lamentar un nuevo fallecimiento, siendo ya 21 las personas que han sucumbido en la comarca ribereña a esta enfermedad. Pero en el lado positivo hay que destacar que el número de altas sigue creciendo pasando de 23 a 27 en las últimas veinticuatro horas.

 

Por un trato más humano

Y si los momentos más duros son los que viven las personas que finalmente mueren en el hospital sin estar acompañados de sus familiares, la puesta en marcha de un plan de humanización por parte de la Junta de Castilla y León para suavizar las condiciones en las que viven algunos pacientes y familiares la situación de aislamiento de los ingresados, sobre todo si se acerca el final de la vida, comienza a desarrollarse en el Santos Reyes, desde donde se anuncia que esta misma tarde se permitirá la entrada a la primera familiar de un paciente que lamentablemente tiene muchas probabilidades de fallecer en las próximas horas.

Y es que las decisiones que se han tomado en el hospital comarcal, coordinadas por la trabajadora social, son las siguientes: avisar a los familiares antes del fallecimiento del paciente, permitir que los pacientes tengan objetos personales, dar la televisión en abierto a los pacientes a partir del próximo lunes una vez realizada la tramitación y permitir la posibilidad de acompañamiento por parte de los familiares. “Eso tiene su complicación, porque eso supone consumir un EPI, de lo cual estamos escasos, pero entendemos que es algo que hay que asumir, por lo que hemos acordado que solo podrá entrar un familiar por cada paciente una sola vez y a partir de las dos de la tarde porque si no interfiere con el trabajo de médicos, enfermeras y demás personal sanitario”, explica Arzalluz.

Del mismo modo, en el Santos Reyes se ha habilitado un sistema por el cual las fisioterapeutas que trabajan en el hospital van a servir de enlace entre las familias y los pacientes con el objetivo de trasladar audios, imágenes y mensajes. “De esta manera suavizamos un poco en la medida de lo posible las condiciones durísimas de aislamiento de estos pacientes”, indica el gerente.

 

Más enfermos en la comarca, pero el ascenso disminuye considerablemente

Teniendo en cuenta que la Junta de Castilla y León “mete en un mismo saco” desde el pasado 14 de marzo a las personas que están infectadas y a los pacientes con con sospecha clínica de enfermedad por coronavirus, podemos decir que a día de hoy son 696 las personas que se han contabilizado en la comarca enfermas.

El número asciende, también es verdad, pero esa subida cada vez es menos creciente. Si del martes al miércoles se sumaron 83 enfermos, del miércoles al jueves fueron 33 y de ayer a hoy 18 personas más. Todo lleva a pensar, como ocurre con los pacientes ingresados que son los que revisten más gravedad que van bajando, que el periodo de confinamiento que estamos soportando los ciudadanos está dando sus resultados.

Mientras que la zona básica de salud de Huerta de Rey sigue estable con un único enfermo, en los 44  municipios de Aranda Rural los nuevos enfermos solo son 4 (153) y en la veintena de pueblos del área de Roa el ascenso es de 1 persona (37). Por su parte, en Aranda contamos con 505 enfermos (267 en Aranda Norte y 238 en Aranda Sur), lo que significa que son 13 más en las últimas 24 horas.

Con respecto al número de altas que se han dado en aquellos pacientes que guardan el aislamiento en sus domicilios, la Junta no ofrece ningún dato comarcal.

 

Envases y mesillas del IKEA

Y al hospital arandino acaban de llegar los 310 envases donados por la empresa IKEA que se han convertido en dispensadores de gel de hidroalcohol para pacientes y trabajadores. También 100 mesillas que darán servicio para tener los efectos personales de los pacientes ingresados en el hospital de convalecencia instalado en el recinto ferial.

Elementos donados por IKEA. / Imagen facilitada