El juego del pollo para mantenerse en forma

Héctor Martínez se inspira en la oca para inventar esta modalidad lúdico deportiva

10/04/2020 11:49 | DR

En la casilla final se consigue el ascenso a ASOBAL

Todo el mundo ha jugado alguna vez a la oca, un juego de mesa que se disputa tradicionalmente con la familia o los amigos. La dinámica es muy sencilla. Cada jugador avanza su ficha por un tablero en forma de espiral con un número determinado de casillas con dibujos. Dependiendo de la casilla en la que se caiga, se puede avanzar o por el contrario retroceder, y en algunas de ellas está indicado un castigo. En su turno cada jugador tira dos dados (o uno dependiendo de las distintas versiones) que le indican el número de casillas que debe avanzar. Gana el juego el primer jugador que llega a la casilla final, "el jardín de la oca".

 

Inspirándose en dicho juego, Héctor Martínez, preparador físico del Blas Gon y Bodegas Ceres, ha inventado una modalidad un poco diferente, a la que ha denominado el juego del pollo, aprovechando que es este animal el símbolo y la mascota oficial del club. El objetivo sigue siendo el mismo: llevar tu ficha hasta la última casilla del tablero y así ganar a tus rivales. Pero en este caso la gran diferencia estriba precisamente en las casillas del juego, ya que simulan un completo entrenamiento de actividad física donde se trabaja todas las partes del cuerpo. Hay casillas destinadas a realizar ejercicios de glúteos, sentadillas, planchas, tracciones, flexiones, fintas, saltos, zancadas, desplazamientos laterales, etc… Para avanzar más deprisa se ha cambiado el “de oca a oca y tiro porque me toca” al “de pollo a pollo y tiro en apoyo”. También se puede caer en la casilla del tiempo muerto donde hay penalización o en el de la escalera donde te penalizan saliendo de los puestos de playoff de ascenso y retrocediendo hacia atrás en el tablero. Y al revés, puedes subir en la tabla, aunque tengas que pagar un peaje de 10 flexiones. Ya casi en el tramo final se puede caer en la casilla donde se festeja la victoria cantando el himno de Aranda. Son algunas variantes de este original método ideado por Héctor Martínez para disfrutar con amigos o familiares en casa, a la vez que mantienes el tono físico y realizas actividades de refuerzo para no perder la forma en estos días de confinamiento.

 

Gana el que llega en primer lugar a la casilla 53, donde como premio se consigue el ascenso a la liga ASOBAL. El juego del pollo ha tenido una gran acogida y son muchos los jugadores que están echando sus partidas a diario en sus domicilios con la familia. Tanto de categorías inferiores como del primer equipo.