La vulnerabilidad de los enfermos con cáncer

No solo en el aspecto de la salud sino también en el económico, soportando hasta un 40% más de gasto que el resto de las familias

14/04/2020 9:09 | Begoña Cisneros

Son varias las familias ribereñas donde alguno de sus miembros sufre la enfermedad del cáncer, una situación que afecta no solo a la salud sino también a la economía. El último estudio realizado por la Asociación Española Contra el Cáncer reflejaba que las familias con enfermos de cáncer soportan un incremento del gasto de hasta el 40% y la situación actual de crisis sanitaria no favorece en nada para que la economía de las familias logre mantener ese añadido.

Es por ello por lo que desde la asociación se ha destinado una partida extraordinaria de 3 millones de euros para familias con cáncer en situación de vulnerabilidad. Explica la Trabajadora Social de la AECC, Ainhoa Burgaleta, que esta situación de crisis está afectando a muchas personas de la comarca ribereña que precisan de necesidades básicas. “No vamos a permitir que estas familias tengan que elegir entre comprar un fármaco para los efectos secundarios de sus tratamientos, dar de comer a sus hijos o pagar el alquiler”, apunta la profesional.

Las personas con cáncer suelen padecer inmunodepresión, con miedo a salir y contagiarse. Afortunadamente cuentan con el apoyo y el acompañamiento de la asociación a la que acuden cada vez más personas y familias ribereñas. El servicio que más requieren es, sin duda, la atención psico-social. “Es un servicio que está muy coordinado, desde la detección de la enfermedad hasta el duelo y este apoyo y acompañamiento se ve reforzado por la inestimable colaboración de nuestros voluntarios”, comenta Burgaleta.

Como novedad, los pacientes oncológicos ribereños tuvieron que ser derivados al centro de Salud Sur donde se trasladó el centro de consultas y quimioterapia para así dejar espacio en el hospital para enfermos de coronavirus. Hasta el momento, comenta la trabajadora social, no ha llegado a la asociación ninguna queja de este cambio, lo que significa que el servicio parece estar funcionando adecuadamente.

 

Dotación extraordinaria

La aportación extra de la AECC de 3 millones de euros quiere dar respuesta a las consecuencias a nivel laboral, económico y social en la sociedad española de las que no están exentas las familias con cáncer.

En un informe hecho público el pasado 4 de febrero -Día Mundial del Cáncer- sobre lo que cuesta la enfermedad en España, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ya estimaba que el 45% de estos costes, alrededor de 19.300 millones de euros, lo asume la familia. Con esta partida extraordinaria se pretende que la población con cáncer pueda tener sus necesidades básicas cubiertas y mitigar los efectos sociales derivados del COVID-19 entre los que pueda haber pacientes que se hayan vistos afectados por procesos de ERES o ERTES, así como por despidos. Esta partida se suma a la ya existente de 1,6 millones de euros por lo que la dotación final será de casi 5 millones.

Otras medidas que la AECC está tomando para paliar las consecuencias sociales del COVID-19 en la población con cáncer son la adaptación a las medidas dictadas por el Ministerio de Sanidad del servicio de alojamiento gratuito para pacientes que necesiten trasladarse a otra localidad para recibir tratamiento.

En España cada año se diagnostican alrededor de 275.000 casos nuevos y hay 1,5 millones de personas afectadas por la enfermedad.

 

Imagen: Instalaciones de oncología trasladadas al Centro Sur durante la pandemia de coronavirus. / Imagen facilitada