Michelin notifica la puesta en marcha un nuevo ERTE

La fábrica de Aranda será la menos afectada al no producir neumáticos de coche, pero la crisis también repercutirá en sus trabajadores

05/05/2020 13:08 | Begoña Cisneros

Ha sido hoy martes cuando ha tenido lugar la notificación a los representantes sindicales por parte de la dirección de Michelin, anunciando su intención de plantear un nuevo Expediente de Regulación Temporal (ERTE). El motivo no es otro que la falta de salida del producto, más acuciante en lo que se refiere a las ventas de neumáticos para coches. Y aunque la planta de Aranda será una de las menos perjudicadas con este nuevo expediente al elaborar tan solo neumáticos para camión, lo cierto es que también sus trabajadores se verán afectados con el ERTE y, lo peor, el futuro de lo que está por llegar es una incógnita porque no se sabe cómo repercutirá esta crisis en el funcionamiento de la economía nacional y mundial.

Un total de trece representantes sindicales son los que se han reunido con la dirección de la empresa para saber de primera mano la decisión de la empresa. Será mañana o el jueves cuando se constituirá la mesa de negociación en la que se planteará la situación actual y las necesidades en cuanto a suspensión de contratos se refiere de la multinacional en las cuatro plantas españolas (Aranda, Valladolid, Lasarte y Almería), así como a su división comercial ubicada en las localidades de Illescas y Tres Cantos.

CCOO es el sindicato con más representación en el comité intercentros con 4 de los 13 representantes que estarán presentes en la mesa y su secretario sindical en Michelin, José Ignacio Léniz, reconoce que “la situación es como para echarse a llorar”, con una matriculación de nuevos vehículos que se sitúa en apenas 6.000 en el mes de abril en toda España. “Lo peor es que vemos que esto no es para dos días”, advierte.

Por tanto, ahora se inicia la negociación del nuevo ERTE, el segundo en esta crisis derivada por la pandemia y tras el retorno de las actividades en los centros de trabajo de forma gradual desde el pasado 13 de abril. El primer ERTE expiró el pasado 30 de abril y a día de hoy todo el personal se encuentra trabajando pero la paralización en la economía ha derivado en una fuerte caída en la demanda de bienes y servicios.

De momento la empresa ha comunicado el cierre de días, no se sabe cuántos, en todos los centros industriales durante el mes de mayo como medida excepcional, a cargo de medidas internas de flexibilidad.