Así queda la modificación de impuestos y tasas en los pequeños municipios

El pago se reanuda el 1 de junio

14/05/2020 11:15 | Begoña Cisneros

Los ayuntamientos de la comarca ya han recibido de manos de la Diputación de Burgos el nuevo calendario fiscal que se ha modificado con respecto al anterior  debido a la crisis sanitaria. Una variación donde los cobros han quedado suspendidos desde mediados de marzo y que se reanudarán tan pronto como se levanten las actuales restricciones mediante la apertura de un nuevo periodo voluntario de pago. Por otra parte, se ha tratado desde la administración provincial aliviar la carga fiscal, evitando la concentración de impuestos en las mismas fechas. Por ello se ha desplazado el cobro del IBI urbana, el más gravoso para el ciudadano, de junio a septiembre, compaginando este aplazamiento con un fraccionamiento de los recibos domiciliados en dos plazos de idéntica cuantía.

De esta manera a partir del 1 de junio y hasta el 31 de julio se reanudarán las tasas correspondientes a agua y basuras, así como el impuesto de Vehículos y el IBI rústico. Por su parte desde el 11 de julio al 18 de septiembre será el turno del Impuesto de Actividades Económicas, del 1 de septiembre al 31 de octubre del IBI Urbana junto con las tasas correspondientes de agua y basuras del segundo trimestre, ya que el tercer trimestre de estas tasas deberá abonarse entre el 1 de octubre al 30 de noviembre.

Todas estas fechas, informa la Diputación de Burgos, podrían sufrir variación si se demorase el acceso de la provincia a la fase  inicial del proceso de levantamiento de restricciones establecidas por la declaración del estado de alarma, que permite la incorporación del personal a sus puestos de trabajo y la atención al público presencial ( con cita previa) y de forma telefónica y telemática.