Las mascarillas… ese elemento obligatorio

A partir de hoy es obligatorio el uso de mascarillas si no está asegurado el distanciamiento de dos metros

21/05/2020 12:50 | Begoña Cisneros

A partir de hoy es obligatorio el uso de la mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros. Una nueva orden ministerial que se publicaba este miércoles en el BOE y que será obligatoria para personas de seis años en adelante.

Valdrá, especifica la orden, cualquier tipo de mascarilla, aunque preferentemente las higiénicas  y  quirúrgicas, que  cubran nariz y boca.    

No será exigible para aquellas personas con algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla, para las que el uso de mascarilla resulte contraindicado por motivos de salud debidamente justificados, o que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

 

Tipos de mascarillas

Para saber un poco más sobre el tipo de mascarillas que se encuentran en el mercado hemos hablado con la farmacéutica Virginia Langa, que regenta la farmacia de San Martín de Rubiales y la parafarmacia Naturalmente ubicada la calle Soria de Aranda de Duero.

Comenzando con la premisa de que el uso de “la mascarilla y las manos limpias” son fundamentales para prevenir el contagio, en cuanto a los tipos de mascarillas, se dividen en tres: quirúrgicas, de protección respiratoria, e higiénicas o lavables.

  • Quirúrgicas: Son las que se utilizan en las operaciones quirúrgicas y se fabrican fundamentalmente para no propagar los virus a las personas con las que se está. “Tú no propagas, pero si alguien está enfermo te puede contagiar a ti”, advierte Langa. Su vida útil es de unas 4 horas, no se pueden lavar y el precio de la mascarilla está establecido en 0,96 euros. El precio de las infantiles no está regulado, pero se encuentra en torno a 1,50 €.

 

  • FFP2: Son las más comunes de las de tipo de protección respiratoria y en este caso “ni contagias ni te contagian”. Son las que usan los profesionales para trabajar en hospitales con personas enfermas y, a pesar de tener esa doble funcionalidad lo cierto es que resultan más incómodas y pueden dar una molesta sensación de ahogo. En este caso su vida útil es de 8 horas y tiene varios usos siempre con la desinfección con hidroalcohol. Con respecto al precio, depende de la homologación, pero oscila entre los 6 y los 8 euros.

 

  • Higiénicas: Son quizás las más útiles porque permiten su lavado. Dependiendo del tipo de tela algunas se pueden considerar quirúrgicas. Y aunque a priori pueden parecer más caras el hecho de que sean lavables las hace más económicas a largo plazo. Los precios oscilan desde los 4€ para una mascarilla de unos 15 lavados  a alrededor de unos 14 para mascarillas que aguantan 120 lavados.

 

Con respecto a las mascarillas de fabricación casera, es importante tener en cuenta que no vale cualquier tela para que sea efectiva y, aunque está totalmente permitida, que no se asegura que se ha fabricado bajo una supervisión de calidad.

Lo de las válvulas es otro tema a tener en cuenta, ya que el hecho de que exista un escape de aire al abrirla hace que “no sea tan segura”.

Virginia Langa asegura que a día de hoy no hay problema en el mercado para encontrar mascarillas, algo que no ha ocurrido así desde el inicio de la pandemia, y que lo que quizás es algo más difícil de encontrar son las infantiles.

 

Consejos sobre su uso

Desde la Organización Mundial de la Salud ofrecen una serie de consejos sobre cómo usar este producto sanitario. Estos son los siguientes

 

  •     Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  •     Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  •     Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  •     Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso.
  •     Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.