Mamparas anticontagio para los taxis ribereños

La Junta proporcionará este elemento de forma gratuita

17/06/2020 9:27 | DR

Los taxistas ribereños podrán instalar en sus vehículos las mamparas protectoras anticontagio que va a poner a su disposición la Junta de Castilla y León. Se trata de una medida de apoyo al sector que permitirá incrementar los estándares de prevención tanto de los trabajadores como de las personas usuarias del servicio público de taxi  que cuenta con una inversión de 147.136 euros.

Son 19 las licencias de taxi con las que cuenta Aranda, a las que hay que unir las existentes en los municipios ribereños que cuentan con este servicio. En toda la provincia de Burgos se suman un total de 321 licencias y para cada una de ellas la Consejería de Fomento y Medio Ambiente facilitará este dispositivo de fácil instalación y montaje cuya principal función es introducir una barrera que impida el contacto directo entre los trabajadores y las personas usuarias del servicio público, redundando así en una mejora de la seguridad y reducción de los posibles riesgos de contagio por la COVID-19.

Su finalidad es garantizar la seguridad en la utilización del servicio y su desarrollo en unas condiciones de trabajo óptimas. En este sentido, desde la Junta se considera adecuado introducir protocolos de seguridad que, junto con el uso obligatorio de mascarillas y las medidas de ocupación en los vehículos, incluyan la instalación de mamparas protectoras, dentro de las pautas de actuación y prevención destinadas a proteger la salud de los trabajadores y de las personas usuarias, en un momento en el que se avanza en el proceso de desescalada y, por lo tanto, se va a producir un incremento en la utilización del servicio.

En total se han adquirido 2.333 pantallas, fabricadas en Castilla y León  en material transparente, impermeable, incoloro y reciclable de gran dureza, muy resistente, tanto al desgaste y a los productos químicos, como al impacto, a la rotura y al fuego. Se trata de un dispositivo de medidas universales, autoinstalable y con un sistema sencillo de fijación. Cada unidad se entregará empaquetada individualmente con sus correspondientes instrucciones de montaje.

La distribución se realizará a través de las delegaciones Territoriales de la Junta de Castilla y León, en cada una de las nueve provincias, bien directamente a los titulares de las autorizaciones, o a través de las asociaciones representativas del sector.