Ara Malikian, Dulce Pontes, Coque Malla, El Kanka y Diego El Cigala pasarán por Aranda

También lo harán Amaral, Siloé, Fetén Fetén, Viva Suecia, Guitarricadelafuente, Comandante Lara y Celtas Cortos

17/06/2020 14:47 | Begoña Cisneros

‘Viva la vida’ es el nombre que se le ha dado al festival que la Asociación arandina Art de Troya llevará a cabo durante este verano en la capital ribereña. Hasta ahora son 14 conciertos los que se han programado entre los meses de julio y septiembre, pero los organizadores no descartan que a estos se añadan otra serie de espectáculos humorísticos, de teatro y para los más pequeños. También se contará con las bandas locales, aunque de momento no se sabe si se aglutinarán sus actuaciones en una misma fecha o si algunas de ellas se incorporarán como teloneras de los conciertos.

Todos se desarrollarán en el patio del centro Cívico Virgen de las Viñas, que reunirá a artistas importantes del panorama nacional e internacional en conciertos de pequeño formato, con un aforo de 400 personas, que estarán sentadas y guardando la distancia.

Comienza el festival El Kanka el sábado 11 de julio y se añaden dentro de ese mes una actuación que se dará a conocer próximamente el miércoles 15, Diego El Cigala el jueves 16, Fetén Fetén el miércoles 22, Amaral el viernes 24, y Siloé+Alis el sábado 25.

El mes de agosto la programación la inicia Comandante Lara el sábado 1, para dar paso el miércoles 5 a Kiko Veneno, el jueves 6 a Viva Suecia, el jueves 13 a Dulce Pontes, el jueves 20 a Ara Malikian, el viernes 21 a Guitarricadelafuente, y el jueves 27 a Coque Malla. Celtas Cortos pondrá el punto y final al festival el viernes 4 de septiembre. Las entradas se ponen a la venta a través de https://entradas.ibercaja.es/ a partir de este mismo jueves 18 de junio a las diez de la mañana y los precios oscilan entre los 20 y los 38 euros.

El salón de Plenos del Ayuntamiento de Aranda ha acogido esta mañana la presentación del festival con la presencia del coordinador de Sonorama, Javier Ajenjo, ya que esta iniciativa surge ante la decisión de aplazar a 2021 el festival de este año. “Hoy es el día de mirar hacia delante y continuar”, comenta, agradeciendo la disponibilidad del Ayuntamiento y el apoyo de la Denominación de Origen Ribera del Duero. “Habría otros sitios más cómodos y amplios donde se correría incluso menos riesgo, pero hemos optado por este porque es fácil de controlar, procuraremos que la gente vaya con tiempo y que los accesos sean escalonados”, señala.

Ajenjo ha estado acompañado por la alcaldesa de Aranda, Raquel González, que ha querido lanzar un recuerdo “a los arandinos y ribereños que no están ya con nosotros”. Con la frase “siempre que llueve escampa”, la primera edil felicita a Art de Troya “porque os habéis reinventado, os reinventasteis durante el confinamiento y ahora con un proyecto con el que vais a seguir poniendo Aranda en lo más alto”.

En esa misma línea habla el concejal de Cultura, Emilio Berzosa, destacando a Sonorama como una actividad “que nos posiciona en España y Europa, porque saben dónde estamos y quiénes somos gracias a Sonorama” y señalando que las alternativas propuestas para el verano “mantienen esa marca de Aranda como centro sociocultural y musical importante a nivel nacional. Estamos habituados a lo mejor de lo mejor y hay que renoconocer que eso no es habitual en una ciudad como esta”, comenta.

Por su parte, el presidente de la DO Ribera del Duero, Enrique Pascual ha añadido que Art de Troya es un ejemplo de superación. “Pensábamos que Sonorama había acabado pero hemos conseguido algo diferente, y así tiene que ser con todas las cosas, estamos viviendo una situación que nos ha pillado de plano, pero seguiremos luchando y estando ahí”.

 

Sobre el aplazamiento de Sonorama

El anuncio de Art de Troya de posponer para 2021 el Sonorama Ribera ha llegado tarde para muchas personas que venían reclamando la suspensión de este evento que aglutina a miles de personas cada año. Se trata de una decisión que, explica Ajenjo, ya se había tomado desde hace tiempo pero que no se ha hecho pública hasta ahora “por varias razones: porque hacía falta una hoja de ruta, y comunicar qué es lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer”.

“No podíamos anunciar que lo aplazábamos sin decir qué va a pasar con la próxima edición, la gente que ha comprado sus entradas tiene que saber que merece la pena conservarlas porque Sonorama Ribera de 2021 va a merecer la pena porque será igual de bueno e incluso mejor”, comenta el coordinador del festival asegurando que el hecho de que Sonorama mueva un presupuesto de cerca de cuatro millones de euros con muchos gastos estructurales  hace necesario que “la gente mantenga sus entradas y  no las devuelva, algo en lo que confiamos plenamente porque sabemos que la gente va a estar de nuestro lado”.

Y las mejoras para la próxima edición llegarán. El próximo 15 de agosto, anuncian desde la organización, darán a conocer “en la plaza del Trigo” el cabeza de cartel para 2021 que no va a dejar indiferente a muchos.

También quedará por descubrir, ya en agosto de 2021, si uno de los cabezas de cartel de Sonorama, la limpieza del centro de Aranda, será efectivo. Y es que para este año Art de Troya estaba trabajando en conseguir que la ciudad se mantuviese más limpia durante los días del festival. “Tenemos un año más para organizarlo aún mejor, aunque lo más necesario es inculcar respeto”, termina diciendo.