Valentín Martín, "En las representaciones de teatro es imposible incorporar la mascarilla"

El director del Grupo de Teatro Cartel analiza para DR la complicada situación del teatro por la pandemia

28/06/2020 1:52 | DR

Foto: Grupo Cartel

P. ¿Cómo ha afectado la pandemia al mundo del teatro y a vuestro grupo en particular?

 

R. Pues como a todo el mundo, me magino. Confinados en casa sin poder salir y haciendo votos para que este maldito virus se vaya cuanto antes. Afortunadamente en el grupo no hemos tenido ningún problema respecto a contagios. Pero ha sido muy duro para todos y en especial para los que lo han sufrido en primera persona.

 

P. ¿Podréis llevar a cabo la gira tradicional con la que todos los años amenizáis los veranos y las jornadas culturales?

 

R. No. Desgraciadamente este año no podremos hacer la gira por los distintos pueblos de la comarca en los veranos culturales. En primer lugar, porque no nos hemos podido reunir para ensayar y porque, algunos pueblos que ya teníamos contratados, han suspendido dichas jornadas culturales.

 

P. Evidentemente no es lo mismo actuar en un lugar cerrado que al aire libre. Ese puede ser vuestro gran punto de apoyo en estos próximos meses.

 

R. Efectivamente no es lo mismo. Tanto para lo bueno como para lo malo. Nosotros en verano actuamos al aire libre con el inconveniente que eso conlleva, con el añadido este año del distanciamiento físico, que no social. El distanciamiento social nunca. Pero al no poder reunirnos para ensayar se nos hace imposible actuar este verano tanto en el interior como en el exterior. Y la verdad que lo sentimos. En octubre tenemos contratada algunas actuaciones fuera de la provincia de Burgos, pero con obras ya representadas en la Ribera, pero no sé si las podremos llevar a cabo.

 

P. Parece que el teatro y la cultura han sido dos de los sectores menos apoyados por el gobierno en materia de ayudas. Muchos actores profesionales se han quejado de este vacío y desafección. ¿Qué opinión tenéis al respecto como colectivo un poco más aficionado?

 

R. Eso depende. Supongo que cada gremio o actividad dirá que la suya ha sido la más perjudicada. Personalmente creo que la cultura, a nivel profesional, no debería depender de las subvenciones o ayudas institucionales. Quizás algunos profesionales deberían rebajar un tanto su caché para que la cultura llegara a más gente. El otro día oía en una radio una entrevista que hacían al grupo musical Camela y ellos decía que su fin no era ganar mucho dinero, sino que fuera mucha gente a su espectáculo y por eso no tenían un caché alto. Por otra parte, si te fijas, casi siempre son los mismos actores que trabajan en todas las series y espectáculos televisivos. ¿Qué pasa, que no hay más actores y actrices?

 

P. ¿Afectará el riesgo de contagio a la hora de ensayar las próximas representaciones?

 

R. El riesgo siempre existe, pero con ello tenemos que convivir. No nos podemos encerrar en una burbuja. Tenemos que ser conscientes de que “el bicho” sigue ahí y tenemos que hacer todo lo posible por alejarlo de nosotros, pero sin obsesionarnos.

 

P. ¿Quizás tendréis que incorporar la mascarilla como elemento indispensable?. ¿No será para tanto no?

 

R. Ja, ja. En el teatro es imposible. No llegaría la voz nítida a los espectadores. Estos sí podrían llevar la mascarilla, pero el actor no, a no ser que quiera disimular su verdadera voz como ocurría en las escenas de capa y espada.

 

P. También habrá que acostumbrarse a aforos más limitados y distancia de seguridad entre butaca y butaca. Va a ser todo muy raro

 

R. Pues sí. Va a ser todo muy raro, pero tendremos que acostumbrarnos a esta nueva realidad como la llaman los políticos que, por cierto, de normalidad no tiene nada. Cuando a la normalidad le tienes que poner adjetivos…muy normal no es. A ver si pronto descubren una vacuna y damos 'por finalizada esta pesadilla.

 

P. ¿Si tuvieseis que inventaros un título para una obra de teatro cuyo argumento girare en torno a este momento tan duro que estamos viviendo, cuál elegiríais?

 

R. Como dice La Magdalena en Jesucristo Superstar: “Todo ha sido un sueño. Aunque por desgracia, muchas veces, la realidad supera a la ficción. Como en este caso.

 

P. Podéis crear un guión propio sobre la pandemia en vuestro próximo proyecto. ¿Estáis trabajando ya en alguna representación aunque no tenga nada que ver con el Coronavirus?

 

R. Ya me gustaría tener la capacidad intelectual para poder fabricar guiones. Es algo muy complicado y difícil y eso lo dejo para los profesionales del sector. Pero no descarto hacer alguna referencia al coronavirus en algún momento del nuevo montaje.

 

P. El grupo Cartel siempre es uno de los eventos fijos en el programa de las fiestas patronales pero este año se han suspendido. ¿Veis esa medida lógica si al final se produce o se podría hacer algo alternativo para que los arandinos puedan disfrutar de actos puntuales esos días?

 

R. Es verdad que el grupo CARTEL lleva varios años colaborando con sus obras de teatro en las fiestas patronales de Aranda. Pero me da la impresión que este año va a ser que no. Por lo que te decía antes, por falta de ensayos y porque, desgraciadamente y por decisión de La Junta de Castilla y León, que creo acertada, nos quedaremos sin fiestas patronales. ¿Se puede hacer algo alternativo? Ya me gustaría, pero creo que debe ser una idea conjunta de todos los grupos que trabajamos en Aranda, tanto a nivel de teatro como de música y danza. Y si no es para las fiestas en algún momento del año nos tendríamos que pensar esta posibilidad.

 

P. ¿Cómo encaráis el futuro y qué sorpresas nos deparará el grupo Cartel para deleite de sus seguidores?

 

R. Por supuesto que estamos preparando algo para la próxima campaña y continuar con lo que nos ha interrumpido esta pandemia, pero todavía está en mantillas. Lo que sí queremos retomar es la representación de La Pasión para el año que viene y que este año no ha podido ser con la gran ilusión que tenían todos los participantes y las novedades que teníamos previstas. Esperemos que esta pesadilla acabe cuanto antes y volvamos a la verdadera normalidad.