Desencuentro entre la Federación de CYL y la Arandina

La causa tiene que ver con el pago de las inscripciones de las categorías inferiores para la próxima temporada

05/07/2020 16:16 | DR

Foto: Federación de CYL

Las redes sociales se han convertido en un improvisado cruce de declaraciones entre la Arandina y la Federación de Castilla y León de Fútbol durante las últimas horas. El motivo de las mismas tiene que ver con las cuotas de inscripción de las categorías inferiores para la próxima temporada. Movía ficha primero la Arandina publicando un comunicado ayer sábado en sus redes sociales. En esa nota de prensa señalaba que debe ser el propio ente administrativo el que tiene que correr con la devolución del dinero en caso de no ejecutarse la actividad. Textualmente dice así. “La Arandina informa que procederá a realizar el pago de las inscripciones de las categorías inferiores para la temporada 2020-21 a la Federación de Castilla y León de Fútbol (FCYLF), procedimiento habitual en los inicios de cada temporada, así como para los gastos que conlleva la realización de la actividad, ajenos al club y pertenecientes a la práctica del fútbol. En caso de no iniciarse la actividad, entendemos que la Federación procederá a la devolución del dinero al club y en ese momento se devolverá el dinero a todos los padres”.

 

Inmediatamente después ha venido la contestación federativa a través de Twitter, aportando cifras y cantidades en los siguientes términos. “En relación con el comunicado oficial publicado por la Arandina acerca de la justificación de las cantidades que por la Arandina se cobran a los futbolistas que militan en las categorías inferiores de citado club, indicar lo siguiente:

 

La Arandina para los equipos que participan en competición de orden provincial, abona por TODA LA TEMPORADA y en concepto de inscripción, mutualidad y arbitrajes por cada equipo de categoría prebenjamín una cantidad que oscila entre los 257 y 297 euros en función de la división en la que militen sus equipos, por los de categoría benjamín entre 284 y 325 euros, por los de categoría alevín entre 317 y 358 euros, por los de categoría infantil entre los 340 y 382 euros y por los de categoría cadete entre los 385 y 429 euros.

 

Si tenemos en cuenta que la Arandina cobra 290 euros por cada niños participante en las competiciones prebenjamines y 390 por el resto de los niños que militan en sus equipos, quiere ello decir que con lo que cobran a uno de los niños se satisfacen todos los gastos que tengan que ver con la Federación, el seguro o mutualidad y los arbitrajes, quedando las cuotas de los otros 14 niños, en caso de prebenjamines, benjamines, y alevines, y los otros 21 niños, en caso de infantiles y cadetes, para los gastos del club.

 

En el caso de los niños cadetes e infantiles que participan en competición de orden regional, los gastos son respectivamente 732 y 624 euros, lo que significa que en este caso son necesarios escasamente las cuotas de dos niños para satisfacer los gastos anteriormente citados, quedando para el club las cuotas que satisfacen los otros 20 niños que componen cada partida. “

 

A modo de crítica la Federación señala que “obvia la Arandina decir en su comunicado que la Federación ha rebajado estas cantidades un 12,5% con relación a las cantidades satisfechas en la temporada anterior y que desde el 1 de enero del 2019 ha percibido de la entidad federativa una cantidad superior a los 150.000 euros sin haberle sido solicitada ninguna devolución por la parte de temporada no celebrada como consecuencia de la pandemia. Indicar igualmente que se ha ofrecido a los clubes que tengan problemas para afrontar los pagos en las fechas establecidas la posibilidad de proponer un calendario de pagos alternativo. Pretender justificar ante los padres de los futbolistas de las secciones inferiores que las cantidades que deben satisfacer para que sus hijos jueguen en la Arandina, son como consecuencia de los gastos federativos es, cuanto menos incierto” finaliza el comunicado.

 

Una situación sin duda atípica (especialmente porque este tipo de disparidades hay que solucionarlas por otras vías) que ha sido comentada por bastantes aficionados del club ribereño por las formas en que se ha desarrollado y gestionado este desagradable acontecimiento.