Las ayudas a empresas por la COVID, en la cuerda floja

La Junta no permite su reparto y el Ayuntamiento está haciendo lo posible para conseguirlo

14/07/2020 14:21 | Begoña Cisneros

El cumplimiento con la legalidad está provocando que el Ayuntamiento de Aranda se las vea y se las desee para conseguir uno de los primeros objetivos que se había marcado desde los inicios de la crisis sanitaria que se ha convertido también en una crisis económica, la de ayudar a las pequeñas y medianas empresas de la ciudad a superar este bache por el que están pasando. Y es que la Junta de Castilla y León ha recordado al Consitorio arandino que otorgar ayudas tal y como había planteado no está permitido.

Explica la concejal de Hacienda, Elia Salinero, que el pasado 21 de mayo, solo 9 días después de aprobarse en Pleno los remanentes que permitirían la puesta en marcha de estas ayudas, el Ayuntamiento recibía una circular de manos de la Junta recordando que la ley de bases régimen local no permite que el Ayuntamiento afronte ayudas a empresas y fomentos de empleo si no es con la conformidad de la administración que verdaderamente es competente para hacerlo: la Junta de Castilla y León. Con respecto a obtener esa conformidad no habría problema, explica Salinero, pero el verdadero escollo viene dado a que se necesita un informe que avale que las acciones a realizar no impliquen insostenibilidad para las arcas municipales. “El dinero lo tenemos, la intención de darlo también, pero el problema es que no nos dejan”, comenta la edil de Ciudadanos.

Y es que a pesar de tratarse de dinero llegado de remanentes, con el dinero sobrante de 2019, la sostenibilidad solo se demuestra si el gasto llega acompañado en las cuentas de un ingreso. Una burocracia que no se comprende porque aunque el dinero está ahí, en base a la ley lo cierto es que “nos vamos a gastar más de lo que vamos a ingresar”.

Salinero entiende que esa ley se hizo para aquellas administraciones que no tienen las cuentas saneadas, pero no es el caso de Aranda de Duero. Y en la búsqueda de una solución se lleva trabajando desde el área que dirige desde hace tres semanas para solucionar el problema. Las ayudas que se encuentran en la “cuerda floja” se reparten en 300.000 euros para las ayudas al alquiler para empresas, 500.000 para ayudas a fomentar el empleo o 200.000 euros para poner en marcha los Arandabonos.

 

Podemos pide urgencia

Por su parte, desde el grupo de Podemos piden que se tramiten estas ayudas “lo antes posible, ya que no serán necesarias esas ayudas cuando hayan cerrado sus negocios”. Lo hacen a través de un comunicado, en el que también solicitan al equipo de gobierno “más participación y transparencia” y una página web del ayuntamiento actualizada”.

Pie de foto: Imagen de la calle Isilla con las tiendas cerradas durante el confinamiento. / DR