El Santos Reyes es el que menos tiempo de demora tiene para operar de la región

84 días frente a los 123 del Santiago Apóstol o los 237 el HUBU

22/07/2020 11:14 | Begoña Cisneros

La pandemia de la COVID-19 es, sin lugar a dudas, la causa que ha motivado que el tiempo de espera quirúrgica en el hospital Santos Reyes de Aranda haya aumentado considerablemente en el segundo trimestre del año pasando de 58 días de espera media en ese mismo espacio de tiempo de 2019 a 84 al finalizar el mes de junio de 2020. Aún así, los datos no son nada malos para el hospital comarcal si comparamos los que aporta la Consejería de Sanidad, ya que mientras que al finalizar el 2019 había 493 personas en lista de espera, lo cierto es que a 30 de junio de 2020 esa cifra ha sido de 364. Mucho tiene que ver en ello, nuevamente, la paralización que ha supuesto en cuanto a citas y pruebas médicas se refiere estos meses de crisis sanitaria.

Aranda de Duero finalizó el primer semestre del año con 422 pacientes pendientes de intervención quirúrgica. Y aunque el tiempo de demora es más alto que hace un año, de 84 días, lo cierto es que se trata del tiempo de espera más bajo que se da en todos los hospitales de Castilla y León, frente a los 123 días del Santiago Apóstol de Miranda de Ebro o los 237 del HUBU de la capital de la provincia. Este último es el que más tiempo de espera cuantifica en toda la región.

 

Otorrinolaringología y urología, los peor parados

Por especialidades, son los pacientes de otorrinolaringología los que más tienen que esperar, 171 días de tiempo medio para ser intervenido cuando justo un año la espera era de 60 días, lo que supone un incremento del 285%. Le siguen urología que multiplica casi por cinco el tiempo de espera en un año, pasando de 25 días en junio de 2019 a  115 días en junio de 2020.

Por su parte en traumatología el incremento no es tan notable, de 83 días hace un año a 98 al finalizar el primer semestre de 2020. Oftalmología tiene un tiempo medio de espera en cirugía de 63 días cuando eran 28 hace un año.

Por su parte hay dos especialidades cuya lista de espera para ser intervenido se reduce: Ginecología, que pasa de 31 días a 19, y cirugía general y  de aparato digestivo que baja de 24 días de espera en el primer semestre de 2019 a 17 en esa misma fecha de 2020.

 

Consultas externas

Los datos recién aportados por el SACyL también recalan en los pacientes que a día 30 de junio de 2020 se encontraban pendientes de una primera consulta externa. Son 3.337 personas, el 44% en espera estructural; es decir, que se encuentran en situación de ser intervenidas quirúrgicamente y cuya espera es atribuible a la organización y recursos disponibles. El tiempo media de espera para acudir a la primera consulta de especialista es de 73 días.

El mayor número de pacientes a espera de acudir a consulta se contabilizan Oftalmología con 619. Le siguen Digestivo (459), Dermatología (403), Ginecología (353), Urología (179),  Otorrinolaringología (156), Anestesia y reanimación (129), Medicina interna (112), Rehabilitación (88), Psiquiatría (69), Cirugía general y digestiva (56), Cardiología (45), Obstetricia (30), Pediatría (12) o Hematología (6).

 

Espera para técnicas diagnósticas

Con respecto al tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas la demora es mayor, debido en parte a la ralentización del trabajo diario del hospital motivada por la pandemia. También puede ser debido a esta crisis sanitaria, volcada en el coronavirus, lo que ha provocado que sea menor la lista de espera, lo que hace suponer que a partir de ahora el número de personas que son dirigidas a la realización de técnicas diagnósticas ascienda considerablemente.

Pero comparando los datos con los de hace un año tenemos que 121 personas están a la espera de un TAC, 57 menos que hace un año, con una demora media de 125 días cuando hace un año la espera era de 160 días.

Por su parte la demora para la realización de ecografías también ha descendido pasando de 115 días hace un año a 44 en la actualidad, con 137 personas en espera, 243 menos que hace un año.

Y en cuanto a mamografías, al finalizar junio no había ninguna persona en espera cuando a fin del primer semestre de 2019 había 10.