Medio Ambiente busca dinero para abrir el centro de acogida de animales

Los presupuestos están prorrogados y la propuesta de contrato supone 116.000 euros anuales

29/07/2020 12:42 | DR

Lleva diez años cerrado, ni tan siquiera se ha inaugurado y ahora se busca partida económica para hacer frente a su futura apertura. El pliego para la explotación del centro de acogida de animales situado en la Calle Toledo está ya ultimado y la intención es sacarlo a contrato, junto al servicio de recogida de animales abandonados. Servicio, este último, que lleva sin prestar el Ayuntamiento desde hace más de un año.

El pliego de condiciones presentado por el concejal de Medio Ambiente, Carlos Fenández prevé un presupuesto de licitación de 116.000 euros al año, según marca el estudio económico. El presupuesto municipal está prorrogados de 2019 y ya se han hecho varias modificaciones para hacer frente a convenidos y subvenciones. Por lo tanto, Medio Ambiente busca liquidez para hacer frente a este nuevo contrato que no venía recogido en las cuentas del año pasado.

El servicio comprenderá los trabajos de búsqueda, control, recogida, mantenimiento, albergue, atención sanitaria, cesión o entrega a centros de adopción. En principio, según el pliego de condiciones, el objetivo prioritario es dejar de contemplar el servicio como una perrera, para empezar a considerarse un centro de recogida animal, posibilitando incluso de forma progresiva  “la opción de complementar el servicio con un centro de recogida donde se pueda dar un servicio de educación ambiental”.

Desde el Ayuntamiento se estima que anualmente se recogerán 98 perros y 16 gatos. También se especifica que los propietarios de los animales que hayan sido recogidos, “deberán satisfacer previamente a recuperar a su animal, el importe fijado en la Ordenanza reguladora de la tasa por prestación del servicio de recogida de animales vagabundos”.

La procedencia de los animales acogidos llegará de actuaciones de policía o fuerzas de seguridad, resoluciones judiciales, actuaciones de ejecución subsidiaria, incautación de animales de compañía como medida cautelar, recogida de animales abandonados o perdidos en la vía pública y recogida de animales heridos. También se contempla la entrega de perros y gatos por sus propietarios, previa justificación de no poder seguir cuidándolos y con pago de la tasa marcada.

En caso de los gatos se especifica que solo se mantendrán en el centro de acogida los que se entiendan de compañía y se hayan extraviado o hayan sido abandonados en la vía pública. También posibles camadas callejeras.