A 50 kilómetros por hora para reivindicar la A-11

La plataforma anima a la ciudadanía para que secunde la marcha lenta y se una a la lucha por la Autovía del Duero

31/07/2020 9:32 | DR

Una marcha lenta, a 50 kilómetros por hora, para reclamar con fuerza la ejecución de la Autovía del Duero. Por segundo año consecutivo, se pedirá el desdoblamiento de la N-122 con este acto reivindicativo, y este vez a las plataformas Soria Ya y A 11 Pasos, se une la recién contituida Plataforma por las Infraestructuras y Sanidad de la Ribera del Duero burgalesa. La cita reivindicativa será el domingo 9 de agosto  y la caravana partirá de Aranda con destino a Peñafiel. El foco de la reivindicación se pondrá en el tramo de la Autovía del Duero que hay entre los municipios de Castrillo de la Vega y Quintanilla de Arriba, uno de los más retrasados del proyecto de construcción de la A-11.

Los detalles de la marcha se han presentado por parte de los tres colectivos en una comparecencia en el salón de los sindicatos de Aranda. La ‘marcha lenta’ de protesta partirá del Recinto Ferial de Aranda de Duero a las 11:00 horas y atravesará el casco urbano de la localidad. El final del recorrido, en Peñafiel, tendrá lugar en un parking público cercano a Bodegas Protos, donde se dará lectura a un manifiesto por parte de las tres plataformas organizadoras, reivindicando la urgente necesidad y prioridad de esta infraestructura vertebradora de territorio.

Las plataformas insisten en que reivindicarán la infraestructura hasta que se finalice en su totalidad “pese a los insignificantes avances que se producen cada año y la retahíla de excusas”.  Asimismo, los colectivos han hecho un llamamiento a la ciudadanía de las tres provincias para que se sumen a la lucha.

“Esta nueva marcha lenta es resultado de la falta de compromiso político de los diferentes Gobiernos de España con esta infraestructura”, insisten desde las tres plataformas convocantes, donde consideran que no se dan pasos decididos “ni hay voluntad de finalizar una obra que lleva más de 20 años de retrasos, cientos de muertes y muchas familias rotas”. Por esto, la A-11 continúa siendo una reivindicación “sin visos de hacerse realidad a corto plazo”

Hace un año, sorianos, burgaleses y vallisoletanos ya se reunieron en Aranda de Duero en una marcha lenta de protesta.