El 90% de los padres ribereños desconfía de la seguridad en la vuelta al cole

La administración llama a la tranquilidad pero las familias no lo tienen nada claro

29/08/2020 8:34 | Begoña Cisneros

La encuesta lanzada desde Diario de la Ribera a las familias ribereñas para conocer si verdaderamente  están tranquilas con el regreso de los alumnos a las escuelas y los institutos deja patente la preocupación que existe en este aspecto a pesar de que desde la Junta de Castilla y León se asegure que se cuenta con “todas las garantías de seguridad” para iniciar el curso de forma presencial.

Durante los tres días que hemos mantenido la pregunta han sido más de 1.200 las personas que han contestado y un 90% asegura que desconfía de que se vayan a tomar esas medidas necesarias. Por el contrario, un 7,32% opina que los centros escolares van a abrir de forma segura y un 2,68% no se muestra ni en un lado ni en otro.

De esta manera queda patente la preocupación de los padres a pesar de que son muchas las informaciones que llegan desde la Junta de Castilla y León trasladando mensajes  de tranquilidad y confianza a toda la comunidad educativa que se enfrenta el próximo 9 de septiembre a la apertura de los centros escolares y, a continuación, a la de los institutos y centros de Formación Profesional.

Se implementan varias medidas sanitarias como el uso de mascarillas en las aulas, aunque en Educación Infantil y el primer curso de Primaria se establecerán grupos estables de convivencia que no necesitarán usar mascarilla ni guardar las distancias de seguridad, sin interactuar con el resto de alumnos y sin compartir espacios en la medida de lo posible. Del mismo modo se exigen a los centros medidas de limpieza y ventilación y el mantenimiento del servicio de comedor escolar.

Ante la declaración de un caso positivo se considerará contacto estrecho cualquier alumno que haya compartido espacio con él en un radio de 1,5 metros sin haber utilizado mascarilla, pero en el caso del alumnado de entre seis y once años el uso de la mascarilla no se utilizará como criterio definitorio. De esta manera, las personas convivientes de casos confirmados y cualquier profesional del centro educativo, profesor u otro trabajador que haya compartido espacio sin mascarilla en un radio inferior a 1,5 m durante más de quince minutos, serán, asimismo, consideración de contactos estrechos a los que aplicar los protocolos epidemiológicos y acciones asistenciales previstas frente a la COVID-19.

 

Equipos de coordinación y bajada de ratios

Castilla y León implantará en los centros educativos los denominados equipos de Coordinación-COVID, profesores que contarán con una reducción de la carga lectiva y que se encargarán de establecer la coordinación entre el centro y los servicios asistenciales y de salud pública con el fin de organizar la gestión adecuada de posibles casos y el estudio y seguimiento de los mismos.

Del mismo modo se asegura desde la administración regional que habrá una reducción de ratios de alumnos por clase con un máximo de 22 alumnos en los grupos estables de Educación Infantil y 1º de Primaria; un máximo de 25 alumnos de 2º a 6º de Primaria; y grupos de un máximo de 25 alumnos en las aulas que no superan los 50 m2, siempre con 1,5 metros de distancia.

Respecto a las actividades extraescolares, el presidente de la Junta ha avanzado que, a la vista de la evolución de la pandemia, la Junta no considera oportuno ofertarlas, al menos, durante el primer trimestre de curso.

El presidente de la Junta de Castilla y León asegura que está todo preparado para la enseñanza telemática de los alumnos aislados, y que todos los centros públicos iniciarán el curso con conexión ultrarrápida y aulas virtuales.