La Arandina se la juega y el Artepref busca certificar la permanencia

25/02/2011 13:44 | Andres


El Mancho y la Albericia son dos canchas difíciles pero no imposibles. Tanto la Cebrereña como el Adelma están basando sus opciones de mantener la categoría en sus terrenos de juego. Para el equipo de Zapatera el partido en Avila es casi un match ball. Dela es la única baja en el equipo blanquizul mientras que la convocatoria de balonmano no tendrá ninguna ausencia.
 
Foto: Alberto Calvo
 
La jornada es muy peligrosa para los intereses de la Arandina. Hay que ganar y sacar los tres puntos porque no vale otro resultado a priori. El Valladolid recibe al Tordesillas, el Villaralbo al Cristo Atlético y la Segoviana al Santa Marta. Parece muy probable que estos tres partidos se salden con un 1 en la quiniela y si la Arandina no vence a la Cebrereña en Avila la distancia con la cuarta plaza sería ya casi insalvable. Por eso tiene que tomar el Mancho, un campo siempre complejo por las características del rival y las pequeñas dimensiones de su terreno de juego. Zapatera lo conoce muy bien porque estuvo entrenando a la Cebrereña dos años y sabe cuales son los peligros que encierra ese campo para los equipos visitantes pero no le queda otra que ganar al conjunto de Luis Ortega porque si no el ambiente se enrarecería mucho en el entorno del Montecillo. El técnico abulense sigue apostando por hacer bastantes cambios en el once inicial. Habrá oportunidad para jugadores que no salieron de partida ante el Astorga y se vilsumbra la titularidad de David Marcos, Lolo y Francis entre otros.

Algunos jugadores como Adri o Gallego podrían comenzar el choque en el banquillo aunque entrarán en la convocatoria. Dela es la única baja segura y hay que ver como han evolucionado Oskitz, con una fuerte gastroenteritis que le puede dejar KO para el partido, y Alex, que recibió un fuerte golpe en la cara y tuvo que retirarse del entrenamiento de ayer. En las filas abulenses son bajas seguras Gele, Jota y Félix aunque recuperan a Angelito.

 

El partido se disputará el domingo a las 17.00 bajo el arbitraje del palentino García Diez.

 

En cuanto al Artepref el viaje es más deshoagado. La situación cómoda en la tabla permite a los jugadores de Aniz afrontar el choque ante el Adelma con tranquilidad y sin presión aunque el técnico navarro incida en ese aspecto como terapia a tratar. “Hay que motivar a los jugadores para que nadie se desconcentre y se piense que ya lo hemos hecho todo. Estamos en el buen camino pero hay que seguir trabajando sin bajar la guardia y en Santander queremos ganar para demostrar que este equipo siempre sale a tope en cada partido”. Ganar en la Albericia ampliaría a cinco puntos más el golaverage la distancia con los cántabros. En principio Aniz podrá contar con todos sus jugadores aunque alguno de ellos como Preda u Barba tienen molestias y no han entrenado en toda la semana. En el Adelma hay que destacar a jugadores como Kobin, Gustavo Alonso, Reñones, Gildo o el propio Kavolius, ex del Artepref.

 

La cita será el sábado a las 17.15 con arbitraje de los valencianos Oscar Fernández y Raúl García.