Educadores sociales llevarán a cabo una campaña de concienciación con temporeros

Acudirán a los puntos donde muchos son recogidos y algunos incluso pernoctan

31/08/2020 14:51 | Begoña Cisneros

El ayuntamiento de Aranda, a través de la concejalía de Acción Social, pondrá en marcha con la llegada de los temporeros, que están a punto de recalar en Aranda de Duero para iniciar las labores de vendimia, una campaña de concienciación cuyo objetivo será que se cumplan las medidas sanitarias que este año deben ser mucho más restrictivas con la pandemia de la COVID presente. Para ello se servirá de los trabajadores sociales que acudirán a los denominados “puntos calientes”, donde los trabajadores son recogidos para ser trasladados al campo.

Son varios los puntos que se suelen utilizar para ello: Jardines de Don Diego, gasolinera Tamaca, plaza Santiago o plaza de Zurbarán. Se tiene constancia incluso de que cerca de ellos incluso se reparten algunos de los temporeros para dormir en la calle. Y es que la Ribera del Duero recibe cada año en torno a dos millares de trabajadores (en su gran mayoría llegados de fuera) para recoger las uvas de las viñas ribereñas. Aunque la intención de muchas bodegas es realizar al máximo esos trabajos con maquinaria, lo cierto es que la labor manual es muy importante.

Esta mañana, la alcaldesa de Aranda Raquel González, se reunía con los jefes de la policía local, policía nacional y protección civil, además de con la concejal y el coordinador de servicio de acción social. El objetivo, preparar la reunión que tendrá lugar con la subdelegación de gobierno el próximo jueves y analizar las necesidades para realizar el control de los temporeros durante su estancia en Aranda.

Se deberá controlar que en el campo se cumplen las medidas, así como en el transporte, pero también se tiene que garantizar que los espacios que comparten estas personas que llegan de fuera con los arandinos sean seguros. Especial importancia tendrán los supermercados. “Tenemos que saber cómo se va a garantizar que dentro de los centros comerciales haya seguridad y que ante cualquier tipo de incidencia haya contacto con los diversos servicios de seguridad”, explica Raquel González, quien señala que también se ha planteado que los servicios sociales municipales y la policía local mantengan conversaciones “con las empresas de servicios que contratan buena parte de estos temporeros”.