Barrios de bodegas subterráneas para visitar en la Ribera del Duero

950 bodegas subterráneas en solo 7 municipios ribereños

10/09/2020 9:06 | Ruta del Vino

950 bodegas subterráneas en solo 7 municipios ribereños, ¡950! En algunos casos supone más de una bodega por habitante o por vivienda. Y eso sin contar los lagares, que son otros tantos. Pero hay muchos más a lo largo de la Ribera del Duero, una comarca de tradición vitivinícola conformada por más de 100 municipios.

La cultura del vino forma parte de nuestra esencia y así lo demuestran estas construcciones subterráneas cuya función originaria era la del almacenamiento y la conservación del vino. Cavadas a pico y pala, estas bodegas subterráneas han guardado en su interior la riqueza de muchas familias desde hace siglos. En algunos casos se excavaban en la parte inferior de las casas evitando las vibraciones de los carruajes (como Aranda de Duero), en otros casos se encuentran en cerros enclavados en los núcleos de los pueblos (como Moradillo de Roa o Peñafiel) o en cerros un poco distanciados de ellos (como Atauta o Vadocondes), persiguiendo una orografía en ladera para facilitar tanto su construcción como su mantenimiento.

Generalmente su estructura está compuesta por una galería inclinada o cañón que, a través de unas empinadas escaleras, de paso a una estancia para el almacenamiento del vino. Uno de los factores determinantes para guardar el vino en esta suerte de cuevas artificiales era la temperatura de su interior, ya que es estable a lo largo de todo el año, facilitando la conservación del vino, nuestro preciado tesoro. Desde fuera son reconocibles las zarceras o pozos de ventilación, elementos fundamentales para la estabilidad de las bodegas subterráneas, comunicando el interior con el exterior.

Con el paso del tiempo han perdido su uso original pero su estado de conservación es bastante aceptable a pesar del abandono. Actualmente la mayoría de estas bodegas se han convertido en merenderos para reunir a amigos alrededor de unas ricas chuletillas de lechazo, o en lugar de acogida para "peñas" (agrupaciones culturales con charanga incluida), aunque hay todavía unos cuantos casos que guardan algún cubillo con vino. ¡Ah! Y se les suele poner nombre (a las bodegas)...

A pesar de que la mayoría de estas bodegas subterráneas son de uso particular, se han convertido en un gran atractivo turístico, por lo que se están invirtiendo muchos esfuerzos (inventariando y reformándolas interior y exteriormente) para incluirlas en los recorridos de las visitas que recibimos a lo largo de todo el año en la Ribera del Duero.

Te relacionamos una serie de barrios de bodegas en nuestra comarca dignos de ser visitados:

 

  •     Moradillo de Roa (Burgos): 157 bodegas subterráneas
  •     Atauta (Soria): 141 bodegas subterráneas
  •     Aranda de Duero (Burgos): 120 bodegas subterráneas
  •     Zazuar (Burgos): 50 bodegas subterráneas
  •     Gumiel de Mercado (Burgos): 106 bodegas subterráneas
  •     Vadocondes (Burgos): 78 bodegas subterráneas
  •     San Esteban de Gormaz: 298 bodegas subterráneas

Si quieres conocer más sobre ellos entra en el blog de Ruta del Vino