Opositar en Aranda costará 30 €

El Ayuntamiento establece una tasa para los exámenes de los procesos selectivos

11/09/2020 11:22 | Begoña Cisneros

A partir de ahora, las personas que quieran participar en los exámenes para entrar a trabajar en el Ayuntamiento de Aranda de Duero podrán hacerlo previo pago de una tasa que se establece con la aprobación de la ordenanza fiscal. Una tasa que se establece en 30 €, aunque contará con una bonificación del 50% para aquellas pruebas realizadas con el objetivo de cubrir puestos de interinidad, para crear bolsas de empleo, para personas con un 33% o más de discapacidad, para parados con al menos medio año de antigüedad o para víctimas de terrorismo o violencia de género.

Con ello, la administración local pretende evitar la llegada de un número masivo de opositores que suponen a las arcas municipales un gasto en formación del tribunal y de tiempo para sus integrantes, que mientras que dedican trabajo a la valoración de los aspirantes no están realizando otras funciones.

Y es que, comenta el portavoz del PP Emilio Berzosa, el hecho de que en Aranda no se cobre tasa alguna cuando muchos otros ayuntamientos sí que lo hacen, provoca situaciones como la que se da en los exámenes de la policía local donde en la actual convocatoria hay más de 520 personas inscritas. “Aquí se examina todo el mundo”, comenta.

Pero lo que más perjudica a la ciudad es que la mayoría de los opositores a policía utilizan Aranda de Duero como un salto para luego, una vez aprobado el examen y recibida la formación con costas al ayuntamiento, pedir el traslado a otro municipio que les interese más. “Una forma de acotar esto es poniendo una cuota que considero asequible y así se focaliza que la gente que se presente esté interesada en quedarse en Aranda”, señala.

Salvo los grupos de VOX e IU que han votado en contra, y los concejales no adscritos que se han abstenido, el resto de agrupaciones han apoyado la imposición de la tasa.

Los concejales de VOX amparan su voto en el hecho de que la bonificación por violencia de género no se ciñe al principio de igualdad, dejando de lado casos de otro tipo de violencia -como la de una mujer a un hombre, una mujer a una mujer, o un padre o madre a una hija o a un hijo por ejemplo-.

Por su parte, la edil de IU, Vanesa González, señalaba que hay situaciones de empleo “que no garantizan las necesidades para interponer una tasa”. Ponía como ejemplo personas que no cumplen los 6 meses de paro porque trabajan en ETT por días o tienen jornadas parciales con un sueldo muy bajo. “No tenemos que poner trabas económicas  a las personas que quieren acceder a un trabajo”, comentaba.