Coronavirus: un 18,5% de los fallecimientos han ocurrido en el mes de septiembre

A día de hoy hay 847 casos activos en la comarca, 223 más que hace un mes, y el hospital pone a punto la UCI para COVID

01/10/2020 10:22 | Begoña Cisneros

No es baladí recordar que el coronavirus sigue presente en nuestras vidas de una forma muy importante y que el futuro depende de cómo sepamos controlar la propagación de este maldito bicho que se nos ha colado. Solo hay que mirar atrás un mes, el que acaba de finalizar, para comprobar que de las 131 muertes contabilizadas en la comarca ribereña a causa de él desde el inicio de la pandemia, 25 han sido durante septiembre. Por tanto, un 18,5% de las defunciones registradas por COVID durante los últimos siete meses han ocurrido en un solo mes y este ha sido septiembre.

Y sin duda la zona adscrita a Aranda Rural ha sido la que se ha llevado la peor parte con un total de 13 defunciones en el último mes, seguido de Aranda (7) y Roa (5). En Huerta de Rey no se ha contabilizado ninguna.

La mayoría de estas muertes han ocurrido en esta segunda oleada en el hospital Santos Reyes, donde fueron trasladados los enfermos. 21 personas han fallecido en el centro comarcal y cabe destacar que los mayores siguen siendo los perjudicados, sobre todo los de las residencias teniendo en cuenta que 15 de esas 21 personas procedían de geriatrías.

Un mes en el que ha aumentado considerablemente el número de casos activos, pasando de 624 al finalizar agosto a 847 al finalizar septiembre. Estos últimos se reparten entre las áreas básicas de Aranda Norte (304), Aranda Sur (277), Aranda Rural (139), Roa (116) y Huerta de Rey (11).

 

Preparada la UCI para COVID

Y la semana que viene llegan los últimos equipamientos que está transformando la sala de cirugía sin ingreso del hospital en una Unidad de Cuidados Intensivos  para pacientes con COVID. Un dispositivo en el que se están invirtiendo 15.000 euros como prevención a lo que pueda ocurrir, con la que se pretende no interferir en el desarrollo normal del hospital.

Durante estos días, los equipos de médicos y personal de enfermería se encuentran realizando la formación para trabajar en estos cuatro puestos que se instalan con respirador y sistemas de ventilación de alto flujo. Una sala que en pocas horas estará disponible y que a buen seguro será muy útil en caso de futuras complicaciones, máxime teniendo en cuenta que tanto en Burgos como en Valladolid la presión asistencial está siendo muy grande.

Todo ello en un día en el que los vecinos de Sotillo de la Ribera viven su segundo día de normalidad tras el confinamiento durante dos semanas que han sufrido.