El Supremo paraliza la Orden trampa de prórroga de las ITV

La siguiente inspección no deberá retrotraerse a la fecha en que los vehículos tendrían que haber pasado la inspección sin el estado de alarma

02/10/2020 9:32 | DR

La Orden aprobada por el Ministerio de Industria con motivo del estado de alarma y el cierre de las estaciones de ITV planteó un calendario flexible para poder pasar la revisión técnica en los siguientes meses a todos los vehículos afectados para evitar que se colapsaran. Sin embargo, la misma Orden incluyó una trampa, aseguran desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte en España, por la cual al pasar los vehículos la revisión se les pone en su ficha técnica, no la fecha del día que acuden a la ITV, sino la de la fecha en que les caducó durante el estado de alarma, recortando de modo sustancial la vigencia periódica para pasar la siguiente.

Ahora ha sido el Tribunal supremo, a instancias de esta Federación, el que se ha pronunciado al respecto decretando la suspensión cautelar de esta orden entendiendo que con ella “están en conflicto no un interés público frente a un interés privado, sino solo intereses privados enfrentados: las concesiones de ITV y los titulares de vehículos”.

El Auto dictado por el Tribunal Supremo afirma que “al descontar el periodo de prórroga está acortando (la Administración) el periodo de manera artificial la duración de las ITV, produciendo el efecto de obligar a los particulares a realizar la siguiente operación antes de lo previsto”.

 

El Congreso a favor de recortar la vigencia de la ITV

Llama la atención que desde la otra parte, la política, ayer jueves el Congreso de los Diputados echase para atrás la Proposición no de Ley presentada por el Partido Popular para no retrotraer la fecha de revisión a los plazos originales de vencimiento para ningún vehículo cuya inspección caducara durante el estado de alarma, en la misma opinión que el Tribunal Supremo.

Sin embargo, la Proposición no ha salido adelante por el voto en contra de PSOE y Podemos pese al Auto del Tribunal Supremo que paraliza cautelarmente la Orden que establecía tal medida restrictiva, que una vez se publique en los próximos días en el BOE deberá ser aplicada por las estaciones de ITV, lo que provocará situaciones disparatadas en función de que régimen de prórroga de cada vehículo.