#YoParoPorMiPueblo

La comarca ribereña se moviliza para pedir una Sanidad Digna para todos

03/10/2020 14:23 | Begoña Cisneros

Los pueblos de la Ribera del Duero han respondido, y muy bien, a la convocatoria de la España Vaciada. A las doce del mediodía de este sábado las puertas de los consultorios médicos de los distintos municipios de la zona rural se han llenado de personas, y no para acudir al médico, sino para reclamar la llegada de los facultativos, una sanidad dignas y una garantía de las mismas coberturas y prestaciones de las que se disponen en las zonas urbanas.

Personas de poblaciones como Adrada de Haza, Sotillo de la Ribera, Caleruega, Ciruelos de Cervera, Guzmán, Pinillos de Esgueva, San Martín de Rubiales o Roa son algunos de los que han salido a la calle para lanzar su reivindicación. En este último municipio, en Roa, ayer mismo desde el centro de salud se daba a conocer que debido a la escasez de profesionales se veían en la obligación de modificar los horarios de asistencia, suspendiendo agendas, tanto presenciales y no presenciales, en enfermería y medicina. Únicamente se realizará asistencia telefónica a demanda y se suspenden las vistas a los consultorios locales hasta el 13 de octubre. Consultorios que en algunos casos, como el que señalábamos ayer de Quintanamanvirgo, llevan sin recibir la llegada de un médico desde hace siete meses.

 

Los habitantes de los pueblos coinciden en que no saben qué hacer para que las administraciones les tengan en cuenta. “Solo nos queda protestar y el pataleo”, indicaba una de las manifestantes. Y es que, convencidos de que no son ciudadanos de tercera “nos sentimos así por el abandono que tenemos”.

 Bajo los lemas #YoParoPorMiPueblo y #SanidadRuralDigna, las redes sociales se han llenado de imágenes desde este mediodía de las movilizaciones. En el manifiesto de este día se defiende un modelo sociosanitario de salud en el mundo rural que garantice la igualdad de derechos y que atienda a las peculiaridades de estos territorios. Se defiende un nuevo modelo sanitario para el mundo rural, pero “no una reforma encubierta que reste derechos con el recorte de más servicios”.