El ascenso de casos activos en Aranda preocupa a la Junta

Vuelve a superar el medio millar y deja atrás la bajada que se venía produciendo

14/10/2020 9:03 | Begoña Cisneros

Aranda de Duero se encuentra en el punto de mira de la Junta de Castilla y León al ser una de las zonas que más preocupan por la evolución de la pandemia del coronavirus en los últimos días. Y es que si en los 10 primeros días del mes de octubre veíamos como el número de casos activos bajaba de 581 a 464, en solo cuatro días, del viernes a ayer martes, esa cifra vuelve a superar el medio millar de casos.

En su comparecencia, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, destacaba su preocupación por el ascenso que se está produciendo en Aranda y también ponía otros ejemplos en la comunidad, como Ponferrada y Santa María del Páramo en León, la zona norte de Salamanca y Villamayor, también de esa provincia, y Tordesillas en Valladolid. El avance en estas zonas es alarmante para la administración regional en materia sanitaria.

En total son 513 los casos que tiene contabilizados la Junta en Aranda de Duero (315 en la zona Norte y 198 en la zona Sur), con un porcentaje alto de enfermos por tarjetas sanitarias, un 7,8%.

Y el incremento de casos activos se da en toda la comarca a excepción de la de Roa de Duero, que durante este puente ha visto disminuir los casos activos de65 a 61 casos. Por el contrario aumenta en Aranda Rural pasando de los 119 casos del viernes a los 134 de este martes; como también en Huerta de Rey donde se pasan de los 10 a los 13 casos activos.

Eso sí, durante estos últimos cuatro días no ha habido que lamentar ningún fallecimiento en la Ribera del Duero a causa de la COVID.

 

Cumplimiento de las medidas

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, presidía enla tarde de ayer una nueva reunión entre los miembros del Consejo de Gobierno y el Comité de Expertos contra la Covid-19 con objeto de analizar la evolución de la situación epidemiológica en el conjunto de la Comunidad.

En este encuentro, celebrado de forma telemática y en el que ha participado el doctor Rafael Bengoa, los expertos han coincidido en la necesidad de incidir en el cumplimiento estricto de las medidas existentes para hacer frente a la Covid-19. Así, más que adoptar nuevas medidas, han recomendado garantizar el cumplimiento de las existentes, aunque también podría reforzarse alguna de las ya aplicadas.

Han defendido que debe incidirse en ese cumplimiento estricto sobre todo en los lugares donde se está detectando un mayor número de contagios, como son los espacios cerrados y el ámbito socio-familiar. Además, también han insistido en que la aplicación de las medidas debe ser continuada en el tiempo y debe contar con la máxima coordinación. En este sentido, han apostado por la unión, el consenso y la responsabilidad a la hora de tomar decisiones.