Diez temporeros, compañeros de un positivo en COVID, rehúsan hacerse las pruebas

Sanidad pone en manos de la juez la situación para que tome cartas en el asunto

15/10/2020 8:37 | Begoña Cisneros

Cuando la campaña de la vendimia está viviendo sus últimos días en la Ribera del Duero, con 157 bodegas que han finalizado los trabajos y 133 que están a punto de hacerlo, las instalaciones del recinto ferial de Aranda de Duero acogen, desde la tarde de este miércoles, al primer temporero que ha dado positivo en coronavirus. Ha sido a través de una prueba de antígenos rápidos y voluntariamente ha aceptado su confinamiento en este punto cedido por el Ayuntamiento de Aranda.

El problema viene de manos de los compañeros de este trabajador. Los diez vendimiadores con los que convive en el piso han rechazado hacerse cualquier tipo de prueba o a aislarse, por lo que en el caso de que también estuvieran infectados serían un foco de contagio peligroso.

Desde el hospital de Aranda se ha informado a SACyL de lo que ocurre, desde donde se ha derivado el problema a los servicios judiciales para que tomen las medidas oportunas, que pasarían por dictar la orden de confinamiento obligatorio para estos diez temporeros, en espera de que también se realicen las pruebas pertinentes.

Precisamente para evitar ese contagio se habilitó al inicio de la campaña de vendimias el recinto ferial que fue usado en la primera ola del coronavirus como hospital de campaña y que se encuentra totalmente preparado para el confinamiento de temporeros para evitar el contagio.