No se puede entrar en Aranda para comprar

La Junta deja claro que solo se permite si el producto es de necesidad y no se puede adquirir en otro municipio cercano

21/10/2020 13:54 | Begoña Cisneros

No dejaba nada claro la orden publicada el pasado lunes si el aislamiento de Aranda de Duero durante catorce días permitía o no la entrada en el municipio para realizar compras. Han sido muchas las puertas a las que hemos llamado desde la redacción de este periódico pidiendo una aclaración, y aunque desde cada sitio (policía nacional, local y Guardia Civil) se afirmaba una cosa distinta, es hoy cuando finalmente, de forma oficial, la delegación territorial lanza un comunicado advirtiendo que no, que no está permitido entrar a Aranda para realizar las compras.

El boletín consideraba una serie de acciones que quedaban fuera de la restricción para las entradas y salidas pero no señalaba nada referente al abastecimiento. Así, se permite entrar y salir para acudir a centros sanitarios, a estudiar, a trabajar, a regresar a la residencia habitual, a asistir a personas dependientes, a asistir a bancos, órganos públicos, renovar permisos o realizar exámenes. Pero el punto J de la orden solo se refería a que la restricción tampoco se hacía “por causa de fuerza mayor o situación de necesidad”, algo que ha traído de cabeza a alcaldes y habitantes de otros pueblos de la comarca, que realizan sus compras en Aranda de Duero.

Pues bien, el comunicado de de la delegación territorial de la Junta es claro: “la compra de productos en sí misma no es una causa justificada de entrada a los municipios afectados, sin perjuicio de la demostración de la situación de necesidad prevista en la letra j”. Por tanto, toda persona que entre en Aranda para comprar, tendrá que justificar de alguna manera que el producto o productos adquiridos son de urgente necesidad. “Se entiende situación de necesidad la que se cubre mediante la prestación de un servicio esencial, siempre que ésta sea inaplazable, y sea imposible de obtener en la propia localidad o en otra cercana diferente a la localidad objeto de estas medidas restrictiva, y siempre que se pueda justificar”, añade la Junta en el comunicado, que hace extensible también para el municipio de Burgos confinado desde hoy.

Por último, desde la delegación lanzan un llamamiento “a la responsabilidad de todos los habitantes de los municipios afectados, así como de las localidades cercanas a ellos, pues el cumplimiento de estas medidas permitirá un cambio en la tendencia de la curva de contagio, y, en consecuencia, el levantamiento de las mismas”.

En cuanto a datos, el único cuerpo de seguridad que ha dado a conocer algunas cifras ha sido el de la policía local de Aranda de Duero, indicando que en la primera jornada de este confinamiento se realizaron 15 controles de desplazamientos y que se abrió una denuncia a un establecimiento arandino por encontrarse abierto con clientes en el interior en horario no permitido.

Imagen: Twitter policía local Aranda de Duero @PoliciaLocalAD