El Pleno aprueba la segunda tanda de remanentes

El equipo de gobierno asegura que no hay tiempo para incluir ayudas y aboga por el pago de trabajos realizados

30/10/2020 8:50 | Begoña Cisneros

No ha habido quórum para aprobarlos, pero el voto a favor del equipo de gobierno, apoyado por la agrupación de VOX, ha permitido que Aranda de Duero cuente con su segunda parte de remanentes de tesorería con el dinero sobrante de 2019. Unos remanentes que respetan íntegramente la propuesta del PP y Ciudadanos. En contra se han mostrado el resto de grupos de la oposición, entendiendo que el contenido no ha sido negociado y que no responde a las necesidades de los ciudadanos en plena crisis sanitaria y económica.

Se trata de la segunda aprobación de presupuestos de remanentes en lo que llevamos de año, ya que la primera se aprobaba en el mes de mayo. Cuenta con una partida de 676.000 euros y a excepción de 42.000 euros dirigidos a gasto corriente, explica la concejal de Hacienda Elia Salinero, el resto se gastará en inversiones, a trabajos realizados y al pago de proveedores.

Desde la bancada de los no adscritos, el concejal Sergio Ortega solicitó que antes de abordar este punto en el Pleno se dejase sobre la mesa con el fin de que el expediente volviese a la comisión de Hacienda con el objetivo de que el dinero fuese destinado a líneas de ayuda a “comerciantes, hosteleros y familias que lo están pasando mal”.

Los ediles votaron y se decidió continuar. Al respecto la alcaldesa, Raquel González, recordó a Ortega que existe un trámite de enmiendas “que presentadas en plazo hubiesen podido ser informadas”, y la presidenta de la comisión de Hacienda explicó que, reconociendo la situación grave que se está viviendo y que afecta a muchas familias, “el equipo de gobierno tiene una responsabilidad a mayores que es pagar las obligaciones, nos guste o nos guste”.

A la oposición no le gusta los remanentes, entendiendo que ese dinero debería ir destinado a medidas contra la COVID y ayudas a los arandinos que lo están pasando mal. Pero tampoco les ha gustado el hecho de que el equipo de gobierno presentase su propuesta de remanentes sin no haber tenido en cuenta al resto de grupos. “No ha habido ni un solo contacto para pactarlos”, criticaba desde el PSOE la concejal Laura Jorge. “Presentan algo que son lentejas”, sentenciaba la edil no adscrita Mar Alcalde. “Pedimos deferencia, al menos una reunión para hablar y brindar oportunidad de hacer aportaciones”, argumentaba desde IU Vanesa González.

En el apoyo a las cuentas se sitúa VOX. Su portavoz Vicente Holgueras apuntaba que se trata de “gastos que hay que pagar, y es mucho más útil aprobar los pagos en este momento y luego sacar los presupuestos”.

Para el equipo de gobierno, no se cuenta con el tiempo suficiente para incluir en remanentes líneas de ayudas, lo que llevaría a que “el dinero pasaría a remanentes del año que viene”, argumenta desde el PP Emilio Berzosa, señalando que es más útil apostar por liquidar pagos, ejecuciones sentencia, “y entrar libres a 2021 para con un presupuesto elaborado para encajar el año que viene que será complicado poder afrontarlo bien, y para enfocar todas estas necesidades”.

 

Imagen: Una buena parte del dinero de remanentes, 250.000 €, se destina a pagar modificados en el proyecto de construcción del edificio de la banca Pecho. / BC