La AMPA del Fernán González no comparte las razones para no ceder instalaciones

Opinan que el comedor del albergue cumple la normativa y que es una opción para liberar espacios en tiempos de COVID

11/11/2020 9:59 | Begoña Cisneros

Prosigue la polémica entre el AMPA del colegio público Fernán González y el responsable de Educación municipal. Un rifirrafe que se iniciaba cuando la Asociación daba a conocer su malestar por no haber obtenido contestación por parte del Ayuntamiento a una petición que realizaban pidiendo el uso de las instalaciones del albergue municipal, ahora cerrado, para trasladar allí el servicio de comedor; y que continuaba con la contestación del concejal Emilio Berzosa argumentando que a la dirección del centro ya se le había dado a conocer la imposibilidad de otorgar esa cesión en base a la negativa de la inspección de Trabajo y la Dirección provincial de Educación para poder hacerlo.

La tercera parte llega a hora, cuando a través de un comunicado el AMPA del colegio afirma que sí, que sí que están enterados de las razones que daba el concejal a través la Dirección del centro, de forma verbal, en un  Consejo Escolar celebrado el día 16 de septiembre. Pero que “como AMPA y como ciudadanos consideramos que una respuesta verbal a través de un tercero, por mucho que esté implicado en el asunto que tratamos, no es la forma adecuada, ni el cauce establecido por la propia administración, para contestar a dos peticiones por escrito, firmadas, selladas y registradas ante el Ayuntamiento de Aranda de Duero y ante la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León”.

Recuerdan del mismo modo que el espacio que se solicitaba está totalmente adecuado para el uso que se pretende hacer del mismo al tratarse de un comedor totalmente adaptado a la normativa vigente en 2017. Y que la principal idea era la de liberar espacio del colegio cuando la empresa concesionaria que presta el servicio está habituada a hacerlo en distintos espacios como comedores escolares, albergues o residencias universitarias.

Desde el AMPA no comparten la “idoneidad” de las razones, considerando que en otras comunidades autónomas “se están utilizando espacios cedidos por municipios haciendo los cambios e inversiones que sean oportunos para poder cumplir con las propias normas dictadas por las diversas administraciones para hacer frente a la pandemia”.