Los trabajadores de la sanidad pública arandina piden la retirada del "decretazo"

Se sienten menospreciados por la Junta y reclaman "respeto y seriedad"

19/11/2020 12:58 | Begoña Cisneros

 Los trabajadores de la Sanidad pública arandina han salido a la calle en para manifestarse contra el “decretazo” de la Junta de Castilla y León que les impone, aseguran, una pérdida de derechos abusiva y total nunca antes vista. Con concentraciones en el hospital y en los centros de Salud piden que se derogue esta normativa.

“Hasta hace bien poco se nos daba aplausos, reconocimientos y todo tipo de elogios, y no entendemos cómo desde la Junta de Castilla y León, que nos elogió y se prometió reconocimiento eterno se nos esté asfixiando y maltratando de esta manera”, leían en un manifiesto donde dejaban patente que “estamos agotados, exhaustos, muchos de nosotros rotos física y emocionalmente ante lo que estamos viviendo, estamos realizando un sobreesfuerzo en el intento de atender a toda la población que acude por COVID 19 y por otras patologías que no han dejado de existir”, apuntan.

 

Piden “respeto y seriedad” para con los trabajadores. “Es una barbaridad imponer una agresiva movilidad geográfica forzosa, suprimir permisos, cambiar o doblar jornadas de trabajo, o vulnerar el derecho a cuidado a nuestros familiares”, denuncian, asegurando que “no queremos aplausos, queremos respeto personal y profesional, queremos tranquilidad para trabajar, queremos más contrataciones para que podamos atender suficientemente bien y como se merece a la población”.

Se sienten menospreciados por la administración, a la que acusan de no haber hecho bien sus deberes con plantillas en los centros mermadas desde 2012, sin suficiente personal para garantizar la atención adecuada durante la pandemia, sin ampliación de las UCI y sin formación del personal. “No nos amputen las piernas con este decreto en la batalla sanitaria que libramos hoy, porque no podremos correr para curarles sus heridas”, finalizan diciendo.