Cerca de 1.200 buitres leonados avistados en el último censo de las Hoces del Riaza

En el último censo de otoño en el que han participado 90 personas

21/11/2020 8:18 | DR

El Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza ya ha dado a conocer los primeros resultados de su censo de otoño, provisionales aún. Una nueva edición, la trigésimo octava, que ha dado lugar al avistamiento de entre 1.110 y 1.199 buitres leonados en el Refugio de Rapaces y el Parque Natural y su entorno. Ahora queda un intenso trabajo para revisar los 90 informes parciales que se realizaron bajo la coordinación del agente forestal Juan José Molina Pérez,vicepresidente del Fondo, y elaborar las conclusiones. De eso se encargará su presidente Fidel josé Fernández.

El resultado concuerda bien con los de otros censos de este año. Se visitaron todos los comederos de buitres de la comarca, y se registraron buitres anillados, leonados y alguno negro, de distintas edades venidos de lejos. Durante los trabajos para realizar el censo, que se llevaron a cabo a lo largo del pasado fin de semana, se vieron 16 especies de aves rapaces distintas, desde águilas reales hasta buitres negros, y desde el esmerejón hasta la lechuza campestre pasando por búhos reales y mochuelos, aguiluchos laguneros y pálidos, halcones o gavilanes.

Del mismo modo se registraron al menos 13 especies de aves acuáticas, sobre todo en el embalse de Linares y también en humedales del sur de Burgos, incluyendo garcetas grandes, garzas reales, somormujos y zampullín, rascones (oídos), andarríos chicos, azulones y cercetas, gallinetas y fochas, cormoranes, grullas de paso y cigüeñas invernantes.

Del mismo modo se detectaron, como mínimo, 36 especies de aves no paseriformes: perdices, tórtolas turcas, palomas de tres especies, pitos reales, picos picapinos... Y al menos 52 especies de aves paseriformes: calandrias, reyezuelos listados, totovía, alondra, lavanderas blancas, cascadeñas, aviones roqueros,  acentores comunes, roqueros solitarios, ruiseñores bastardos, curruca capirotada,  herrerillo capuchino… A ello hay que sumar seis especies de córvidos.

De momento, destacan en sus resultados provisionales, las mayores sorpresas fueron un mirlo acuático, un treparriscos y un camachuelo. En particular, al treparriscos, invernante procedente de las montañas del norte, que ya fue citado allí en 1971, no se le había visto en los doce últimos años. Por otro lado, sigue siendo preocupante la ausencia de novedades sobre la collalba negra, al menos en los informes recibidos hasta ahora.

En cuanto a mamíferos se registraron catorce especies llamando la atención las observaciones de rata de agua y otros roedores, las citas de zorro y garduña y signos de presencia del turón y del gato montés.

 A pesar de las fechas, fue filmada una culebra de escalera, reptil que sólo ha sido citado en seis censos de otoño. Y se vieron cinco o seis especies de anfibios, desde el tritón jaspeado hasta el sapillo pintojo.

El Fondo para el Refugio agradece el esfuerzo generoso y los sacrificios realizados, de forma totalmente altruista, por los noventa participantes, y por otros muchos colaboradores, de dentro y de fuera de la comarca.

Imagen: Milano Real. / Juan José Molina