El Grinch

La covid se convertirá en el principal enemigo del espíritu navideño

24/11/2020 7:16 | SUSANA GUTIÉRREZ

El debate sobre la Navidad está ahí rondando. Algunas ciudades se han adelantado incluso a darle una anticipada bienvenida con la idea de poner un poco de alegría a un año tan dramático. Las iluminaciones en algunos puntos han llegado quince días antes de lo habitual y se han convertido en todo un reclamo, incluso por de más, ante la falta de alternativas que hay para dedicar el tiempo libre.Con la hostelería cerrada, el comercio tocado, y la sensación generalizada de fatiga pandémica, cuesta un poco pensar en las “nuevas navidades”, esas de la “nueva normalidad”. En algunos casos nos aferramos en despedir este año, del que hay casi nada que celebrar, para empezar con ganas 2021. Aunque si somos realistas el 1 de enero no cambiará nada.

En el Ayuntamiento mantienen que se está trabajando en el diseño de una Navidad, que cumple los protocolos covid a día de hoy, pero que se desconoce si va a cumplir (o no) los que están por venir. En principio, el Estado y las comunidades han de definir hasta qué punto se abre la mano para esa época, que algunos ya auguran generará la tercera ola de la pandemia

No es que tenga mucho yo que ver con el sentido navideño, soy más de la línea del Grinch, pero aún así, creo que es necesario mantener algunas actividades, ya más por generar alegria y activar la economía, o por lo menos intentarlo. Especialmente, la iluminación ornamental, si es más estilosa y espectacular que en los últimos años, casi mejor. Es algo que favorece la vida del sector servicios tan toca en estos tiempos, dinamiza el comercio y anima la hostelería. Además, también hay las personas que se dedican a poner luces, empresas que también tendrán derecho a trabajar

Respecto a la cabalgata, una cosa es lo que de momento se quiera hacer y otra cosa es lo que será posible. La idea de hacer un recorrido más largo para que se vea por los balcones por el mayor número de niños posibles, está ahí, pero quizás sea utópico. Las cabalgatas de grandes ciudades y distritos se están suspendiendo en cascado y queda pendiente saber si llegará una decisión global. Más allá, la realidad dice que ni todos los pequeños y que la mayoría de los niños tendrían que optar por bajar a la calle. Las carrozas además ya no podrán estar acompañadas de los niños de las AMPAS, por lo tanto se supone que sus majestades tendrán acompañados por un paje, situado a dos metros. Ahí están los planes y lo que se dice, otra cosa es si llegará o se quedará en un sueño.

Respecto a la pista de patinaje sobre hielo, como ya aventuré en su día, el procedimientos administrativo de contratación no ha  llegado a tiempo para estar en marcha el día 5 de diciembre, como se anunciaba. Pues bien, desde el Ayuntamiento dicen que ahora ya no es el 5, sino que será el 18 de diciembre, hasta el 18 de enero. Las ofertas de las empresas que quieran poner la instalación se abrirán el día 9 de diciembre, nueve días antes de que tenga que estar montada y con gente. El pliego se ajusta ahora mismo a las medidas covid marcadas, con una reducción del aforo del 50% y protocolo de seguridad. Se trata de una pista muy demandada que se criticó mucho su ausencia en los últimos dos años, en los que no se logró sacar a tiempo el procedimiento. ¿Si cumple las normas y las medidas de seguridad, tenemos que renunciar a todo por estar en medio de una pandemia? Esa es la pregunta del millón. En cualquier caso, también habrá que esperar, en cualquier caso, de lo que marque Sanidad.

Y hablando de Navidad, deseemos no tener que esperar hasta entonces para ver como la hostelería levanta las persianas, enciende sus luces y comienza a funcionar. El grito de los hosteleros en su manifestación: “¡Queremos trabajar!”, es un claro ejemplo de la frustración que tiene todo un sector que ve como se desmoronan sus negocios sin un plan de choque firme, sin poder hacer nada contra las decisiones y con la sensación de haber hecho bien los deberes para nada. El Ayuntamiento ha hecho público que apoyará la instalación de terrazas cubiertas, pero que no será generalizado, si no que se estudiará caso por caso, dependiendo la ubicación y el espacio de paso. Estamos a finales de noviembre, ya se va tarde, esperemos no se eternice, como tantas cosas....