Buenas expectativas para la hostelería arandina

Igea se plantea su reapertura antes que en la capital

01/12/2020 14:31 | Begoña Cisneros

De momento no se ha tomado ninguna decisión y será este jueves cuando el Consejo de gobierno de la Junta de Castilla y León tome las decisiones relativas a las medidas de desescalada a seguir. Se plantea casi con toda probabilidad la apertura de la hostelería en Salamanca, -como así vaticinan tanto el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, como la consejera de Sanidad, Verónica Casado-, para este fin de semana. Y a la espera de seguir mejorando los datos epidemiológicos sus homólogos de la capital ribereña están a la espera de saber qué ocurrirá con Aranda.

Porque buenas nuevas se han anunciado por el momento. Igea ha dado respuesta a la reivindicación conjunta que llegaba de manos de los ayuntamientos de Aranda de Duero y Miranda de Ebro y asegura que la Junta tendrá en cuenta la situación de estos municipios a la hora de valorar la reapertura de la hostelería. Porque es probable, así se está valorando, que se permita abrir los negocios en las dos localidades antes que en Burgos capital, donde los datos son todavía bastante negativos. “Nuestra intención es mantenerlo provincial pero en municipios grandes podríamos valorarlo. La tendencia es muy buena pero nuestro trabajo es mantener la responsabilidad individual“,  señala el vicepresidente, reconociendo que “a veces cuesta explicar la importancia de no relajar las medidas al menor síntoma de optimismo”.

El barómetro para medir esta posibilidad lo indicará la incidencia, que los municipios se encuentren por debajo de los 400 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días y de los 200 a los 7. En el caso de Aranda de Duero de momento no se cumple si se tienen en cuenta las últimas dos semanas, ya que es de 630, pero si observamos los últimos 7 días sí que se cumpliría con 158. La bajada gradual que se está dando hace pensar que de aquí al jueves es difícil que Aranda pueda lograr bajar a los 400 en los últimos 14 días,  pero el anuncio de que el cierre de la hostelería puede que no sea provincial trae un rayo de esperanza para el sector para un futuro próximo.

 

De cara a las navidades

El próximo miércoles tendrá lugar la reunión interterritorial en la que las comunidades autónomas dialogarán entre sí y con el gobierno central de cara a establecer las medidas de contención a la pandemia de cara a las próximas fechas navideñas.

Dice Verónica Casado que la intención de la Junta es “conseguir una unidad de criterio para toda España”. De todas formas los planteamientos de Castilla y León son claros: perimetración de la región, reuniones familiares limitadas a 6 personas a excepción de Burgos donde plantea 3 como máximo, no a las comidas de trabajo, mantener toque de queda, evitar asistencia publico en cabalgatas, no permitir asistencia de público en las campanadas, como tampoco en las actividades deportivas típicas de estas fechas.

Imagen: Una las manifestaciones que los hosteleros han protagonizado en Aranda. /  BC