Podemos acusa a la Junta de ralentizar el proceso del nuevo hospital

Prueba de ello, advierten, es haber presupuestado solo 967.581 euros para 2021

03/12/2020 13:50 | Begoña Cisneros

El primer partido político que ha valorado el borrador de presupuestos de la Junta de Castilla y León para la comarca ribereña ha sido el de Podemos, argumentando que los 967.581 euros que se quieren en el nuevo hospital arandino durante el año 2021 significan que la administración autónoma quiere “ralentizar el proyecto”.

La Junta, explica la procuradora burgalesa Laura Domínguez, escuda su decisión en que los trámites administrativos y burocráticos harán  que durante el próximo año no haya tiempo para hacer más. Por ello proyecta el gobierno autonómico para los años 2022 y 2023 partidas de 10,1 y 15,2 millones de euros respectivamente, dejando los 65,6 millones que restan hasta alcanzar los 92,7 millones que supondrán la inversión total a partir de 20214.

Esa explicación no sirve para los procuradores de la formación morada, desde donde se asegura que las excusas dadas por la Junta “no son ciertas. Domínguez lamenta que esta pequeña inversión “no va a permitir poner ni una sola piedra en 2021 en el hospital”.

Por ello presentarán una enmienda parcial para que el gobierno autónomo aumente la cantidad, como también presentarán otras para la Ronda Este, que nuevamente se queda fuera de los presupuestos; el arreglo del firme de la carretera que une La vid y Peñaranda de Duero; actuaciones en el GR-14, donde Podemos consiguió el apoyo unánime de todos los grupos en noviembre para el mantenimiento y la promoción de este sendero en noviembre; o inversiones en la villa romana de Baños Valdearados.

Los presupuestos de la Junta también cuentan con otras inversiones directas para Aranda y la comarca. Por un lado la Consejería de Agricultura programa 3,5  millones de euros para la infraestructura rural en la zona de concentración parcelaria de Gumiel de Izán y 4,4  millones para la transformación de regadíos de la zona de Aranzuelo, el río que nace en Doña santos y recorre unos 44 kilómetros antes de desembocar en el río Arandilla, así como 4,5 millones de euros para instalar la red de riego en esta zona.

Por su parte, desde Fomento y Medio Ambiente se proyectan inversiones de 160.000 euros para la eliminación de fósforo y el tratamiento terciario en las aguas residuales de Aranda de Duero; de 1,9 millones para actuaciones en la carretera entre Caleruega (BU-925) y la BU-910 por Peñalba de Castro; y de 109.934 euros para la mejora del firme de la carretera BU-912 entre la Nacional 1 y Quemada.

 

Burgos no sale beneficiada

Advierten los representantes de Podemos que Burgos no será una de las provincias más beneficiadas con los presupuestos proyectados por la Junta.

Comienzan a poner ejemplos de los que consideran “una desigualdad brutal” con otras provincias hablando de los 550.000 euros dirigidos a Burgos para luchar contra el coronavirus en atención especializada frente a León que con un 30% más de población va a recibir más del doble (1,2 millones) o frente a Zamora, que con menos población que Burgos  (355.000 frente a 174.000) recibirá 500.000 euros, una cifra similar a la de Burgos.

Tampoco ven que haya subido la suma de dinero para personal sanitario, por lo que ponen mucho en duda “que se pueda traducir en más personal para la provincia” y critican que Burgos reciba la cantidad más baja de toda Castilla y León para el equipamiento de hospitales, 730.000 euros.

Del mismo modo critican que las partidas para el transporte de viajeros no hayan mejorado con respecto a las que hay este año, teniendo en cuenta que se han eliminado muchos servicios de viajes “y es probable que haya que renegociar con las empresas de transporte”, señala Domínguez, quien recuerda que Aranda continúa teniendo, aún con las mejoras que se han realizado, una  “estación de autobuses con un edificio obsoleto” donde no vendría nada mal contar con un dinero “para mejorar aun más la infraestructura”.

 

Imagen: Andrés Gonzalo, concejal de Podemos en Aranda, y Laura Domínguez, procuradora en las Cortes de CyL. /Imagen de archivo