Si la procedencia es lícita y se avisó de su venta, las puertas de Sinovas serán subastadas

Policía y Junta se encuentran investigando y son pocas las posibilidades de que las piezas vuelvan a Aranda

11/12/2020 14:02 | Begoña Cisneros

Dos posibilidades son las que existen para el Ayuntamiento de Aranda de Duero para lograr que las dos puertas del siglo XVI que acompañaban al retablo de Santa Ana de la iglesia de San Nicolás de Bari de Sinovas regresen a la capital ribereña: que la propiedad de las piezas sea ilícita y que la casa de subastas Abalarte no haya avisado a las administraciones públicas con dos meses de antelación de esta subasta al tratarse de un bien cultural.

Tanto una cosa como otra será muy complicado que ocurra, al tratarse de una casa de subastas con una larga trayectoria y renombre en el sector. De todas formas, el Ayuntamiento ya ha puesto esta semana en conocimiento de la policía nacional la intención de Abalarte de iniciar la subasta el próximo lunes, y es el departamento de Patrimonio de la policía la que está contactando con la empresa para constatar el origen de las piezas e investigar si su venta es legal.

Debido a que se trata de dos piezas inexportables, que no se pueden sacar de fuera de España, y catalogadas de Bien de Interés Cultural, también la empresa debe notificar a las administraciones con dos meses de antelación su intención de sacarlas a subasta, ya que cabe la posibilidad de que las administraciones (Ministerio de Cultura y Junta de Castilla y León) puedan ejercitar su derecho de tanteo. También esto está siendo investigado desde la Junta de Castilla y León.

En caso de cumplirse las dos premisas, venta lícita y notificación, nada se podrá hacer para que el próximo lunes las dos puertas que desaparecieron, sin saber de qué manera, en los años 90 las puertas podrán ser vendidas sin nada que lo detenga, con una puja que comienza en 90.000 euros.

Y no es posible, argumenta el concejal de Cultura Emilio Berzosa, que desde el ayuntamiento se pueda pujar para su adquisición. “Primero habría que dotar una partida y eso en una administración en tan pocos días no se puede hacer. Lo máximo que podemos hacer es esto, comunicarlo a la policía y a la Junta. En el caso de que no haya habido comunicación ganaríamos dos meses”. Y es que existen posibilidades de que la Junta se interese en la compra de estas piezas a través de su derecho al tanteo, algo que no puede hacer el Ayuntamiento de Aranda, para revertir a continuación las piezas a su lugar de origen a un museo.

 

Procedencia

Lo extraño es que, teniendo clara la procedencia de estas puertas porque son varias las fotografías que existen de ellas en la iglesia de Sinovas, la empresa de subastas solo señala en su descripción que se trata de una pareja de puertas renacentistas en madera tallada, policromada y dorada con procedencia de Burgos, sin especificar Aranda de Duero.

Se trata de dos piezas de 370 x134 centímetros, donde cada una está  dividida en nueve paneles moldurados siendo el central en horizontal.

Explica Abalarte en la descripción que cada panel está decorado con motivos vegetales y criaturas míticas, con una roseta central rodeada con corona de laurel. En el centro, escudo de armas tallado de la familia Fonseca, en campo de oro cinco estrellas de gules coronados por capelo del que cuelgan tres borlas a cada lado.

 

Imagen: Puertas con el escudo que contiene en el panel central. / Abalarte