La Nada

La Administración Local esta hibernando, mientras que los presupuestos regionales y nacionales vuelven a olvidarse de Aranda

15/12/2020 7:16 | SUSANA GUTIÉRREZ

Los días pasan como si no hubiera prisa para nada. El reloj sigue marcando las horas, las hojas del calendario siguen cayendo, pero no vemos ningún avance. No estaría mal que en el ámbito de la función pública se fijaran unos objetivos, y unos plazos. Algo que hiciera poner la maquinaria en marcha, o la presión sobre aquellos que tienen las responsabilidades. La impotencia  y frustración se está instalando en el sentir ciudadano. La Administración más cercana no es capaz de empatizar con los problemas de sus empresas y ciudadanos, cuando más lo necesitan y eso desde luego es muy difícil de asumir.  Los apoyos de instancias más altas, tampoco están, ni se les espera.

No hay novedades sobre presupuestos municipales, tan necesarios y que todavía no parecen inminentes. De momento no se esperan, pero sí hay otros que se han hecho públicos. Dependen de otras administraciones y, como ya estamos acostumbrados, dan la espalda a la Ribera del Duero. La Junta ya ni tan siquiera se preocupa en incluir una partida testimonial para la circunvalación este-norte para 2021. Dirá que para qué más paripé.  La primera parte de esa ronda se inauguró en 2010. Una década de excusas, estudios informativos eternos que luego no se hacen, de cantidades nimias para hacer una infraestructura millonaria porque hay que construir tres puentes. Ahora, hemos pasado a cero patatero. Solo aparece el nuevo hospital. 960.000 euros para una infraestructura cifrada en más de 80 millones de euros. Dicen que es lo justo para el proyecto, para qué derrochar más…

Lo más extraordinario de todo, es observar cómo cambian los actores de este juego, dependiendo de en qué posición se encuentren. Por ejemplo, el procurador de Ciudadanos alabando unas cifras de las que hubiera gritado improperios en rueda de prensa en el caso de que su partido estuviera en la oposición. Ahora ese realismo y coherencia, antes era desvergüenza y olvido. A su socio de gobierno regional, el PP, le parecen una propuesta extraordinaria, como siempre, porque llevan en el poder décadas de forma ininterrumpida.

El cambio de papeles no solo es para ellos y sus siglas. Si escarbamos a nivel nacional, pasa lo mismo, pero con la otra parte. Las enmiendas presentadas por varios partidos minoritarios a los Presupuestos Generales del Estado, para la inclusión de una partida para la reapertura del tren directo en el tramo  Madrid- Aranda, no salieron adelante. Sin embargo, hace tres años, cuanto los partidos que hoy gobiernan  (PSOE y Podemos) estaban en la oposición, criticaban al Gobierno del PP que no tenía sensibilidad con la línea, (que era verdad) al no promover partidas para la reapertura. Incluso Miguel Vila, el que era diputado de Podemos por Burgos, llegó a defender una enmienda millonaria para el tren directo. Hoy se cambian los papeles. El círculo de Podemos Aranda dice que ha luchado y desvía la culpa sobre su socio de gobierno.

Siendo realistas, no hay voluntad política de ninguno de los partidos para impulsar la línea. No hay compromiso, ni interés. Únicamente se aprovecha el asunto desde la oposición para sacar rédito ante los ciudadanos que estamos ya curados de espanto. Es así.  Es un tema que quieren anular a través del agotamiento ciudadano.