Nadie pujó por las puertas de Sinovas

Conocer el año en que salieron de la iglesia es fundamental para lograr recuperarlas

15/12/2020 14:57 | Begoña Cisneros

El alto precio, el hecho de no poderlas exportar y la alerta creada sobre la procedencia de las puertas ha provocado que la subasta organizada por la casa Abalarte no contase con ninguna persona o entidad que pujase por la compra de estas puertas en la subasta que tenía lugar este lunes en las instalaciones de esta firma madrileña.

Su procedencia se atribuye a la ermita de Sinovas, ya que todas las investigaciones llevan a que se trata de las puertas que acompañaban al retablo de Santa Ana que se encontraba en el interior de le iglesia de San Nicolás de Bari y que se vendió en la segunda década del siglo pasado con la aprobación del vecindario, el párroco y el alcalde de Aranda, municipio al que pertenece este barrio.

El alto precio, 90.000 euros de salida ha podido ser una de las causas que hayan provocado que no hubiese licitantes a esta oferta; pero también mucho tiene que ver el hecho de que se trate de unas piezas inexportables, que no podrán sacarse del país al tratarse de un patrimonio con más de un siglo de antigüedad.

A ello se une la alerta que se ha creado ante la venta de estas piezas, donde tanto policía como Junta de Castilla y León se encuentran investigando. Su procedencia en las ventas realizadas y constatar que sí que se avisó de la venta a las autoridades pertinentes (Ministerio de Cultura o Junta de Castilla y León) con dos meses de antelación para el posible derecho de tanteo.

Lo cierto es que, ahora, ya se conoce el paradero de estas obras de arte del siglo XVI, que se había perdido en el tiempo después de que en 2006 una casa de subastas de Reino Unido, Sotheby’s las sacase a la venta. Por tanto, será más fácil seguirles la pista para recuperarlas.

Y la Junta de Castilla y León ha mostrado su interés para hacerlo. Este lunes se celebraba en Valladolid una reunión de la Junta de Calificación, Valoración y adquisición de Bienes culturales con la presencia del director general de Patrimonio y del director de políticas culturales de la administración regional para abordar el tema de las puertas de Sinovas. Su recuperación depende de otra investigación, conocer el año en que las puertas salieron de Sinovas, porque si realmente estuvieron allí después del año 1985 esa actuación no era legal al haber entrado en vigor ya la Ley de Patrimonio.