El servicio de teleasistencia avanzada pasa a ser gratuito

Más dos centenares de arandinos utilizan este servicio

21/12/2020 14:06 | Begoña Cisneros

 Con un proyecto innovador como es la de la teleasistencia avanzada, el Ayuntamiento de Aranda logrará, con ayuda de la Junta de Castilla y León, que los usuarios del servicio de Teleasistencia cuenten con una oferta más integral que, además, será gratuito para los beneficiarios. La capital ribereña cuenta con unos 204 usuarios del servicio de teleasistencia que pagan un máximo de 9 euros por dispositivo.

Todo ello gracia a la modificación de la Ley de Servicios Sociales que se publica hoy en el Boletín Oficial de Castilla y León y que en el mes de septiembre la administración autonómica presentaba a los ayuntamientos.  Una modificación normativa que abre la puerta a una nueva forma de entender la prestación de este servicio de telasistencia, que va a mejorar sustancialmente la atención a las personas más vulnerables. La teleasistencia avanzada va a permitir ofrecer una atención verdaderamente personalizada, adaptada a las necesidades de las personas dependientes y a su situación, para lo que se pondrá en marcha una innovadora plataforma capaz de integrar la atención social y sanitaria. De esta manera, se pretende garantizar a las personas en situación de dependencia y a sus cuidadores nuevos servicios proactivos de apoyo y seguimiento de la atención que reciben a través de la teleasistencia avanzada.

La puesta en marcha de esta plataforma coincidirá con la adjudicación de una nueva empresa de este servicio, que para el Ayuntamiento de Aranda está realizando la empresa Domus gracias a un contrato que se ha prorrogado durante un año y que da pie a una nueva licitación. Con esta iniciativa de la Junta, Castilla y León se convierte en la primera comunidad en regular la prestación de teleasistencia avanzada, que permitirá más oportunidades de atención a personas vulnerables que residen en su domicilio, definiendo servicios integrales que aseguran la continuidad asistencial, a través de la puesta en marcha de procesos transversales focalizados en la gestión de casos, implantando modelos de atención integrales, preventivos, proactivos, personalizados y predictivos, haciendo para ello uso de las tecnologías de la información y la comunicación como herramientas para complementar la atención presencial con la no presencial.

Un servicio de teleasistencia que, según comenta la concejal de Acción Social Cristina Valderas, no se ha incrementado en cuando a número de usuarios durante estos meses de pandemia. Las personas mayores son las que más lo utilizan, consiguiendo de esta manera estar más vigilados y controlados mientras que continúan viviendo en su hogar.

A partir de este lunes, y a medida que vayan venciendo los respectivos contratos que suscribieron en su momento las corporaciones para poder llevar a cabo dicha prestación, la Junta de Castilla irá asumiendo el servicio de forma progresiva, aunque ya se hará cargo de su coste.

A tal efecto, se establecerá un contrato único que permitirá reorganizar las infraestructuras de prestación del servicio de teleasistencia integrando recursos, consiguiendo extender la prestación del servicio a más usuarios con costes menos elevados, homogeneizar los contenidos del servicio en todo el territorio y para todos los ciudadanos, integrar la teleasistencia con el resto de prestaciones en la historia social única y también garantizar a las personas en situación de dependencia y a sus cuidadores, nuevos servicios proactivos de apoyo y seguimiento de la atención que reciben a través de la teleasistencia avanzada.