Se comenzará en enero la retirada de pinos secos y caídos en el monte de La Calabaza

La arboleda retirada mejorará el tránsito de los caminos y pistas

28/12/2020 9:24 | DR

Dentro de las labores de gestión que se desarrollan desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Aranda, se ha completado el trámite para sacar a subasta un aprovechamiento de pinos secos y caídos en el Monte de la Calabaza. Finalmente el pasado mes de octubre se consiguió adjudicar a una empresa interesada que resultó ser el mejor postor dentro de los que se presentaron a la licitación.

El Monte de Utilidad Pública de ‘La Calabaza’, aunque mantiene algunos aprovechamientos regulados y autorizados como la caza y los pastos, tiene fundamentalmente un interés social, de esparcimiento de la población de Aranda de Duero. Son infinidad las actividades que se realizan con frecuencia por toda la superficie del monte; siendo algunas de ellas los paseos, el senderismo, el tránsito de bicicletas, running, carreras de orientación, recogida de setas o simples paseos con mascotas. Cualquier vecino de Aranda que haya paseado por La Calabaza es consciente de la necesidad de realizar esta labor silvícola cortando aquellos pinos secos y caídos que en ocasiones obstaculizan el paso de caminos y sendas o que constituyen un riesgo de caída en días ventosos.

El decaimiento de la masa del pino negral es un fenómeno que se viene detectando por los servicios forestales en todo el país y que ha sido objeto de varios estudios, confirmándose como causas el cambio climático y la evolución de la dinámica ecológica y humana del propio bosque en sí, que se va transformando de forma paulatina y progresiva en un encinar con acompañamiento de especies como la sabina, y matorral como la jara, siendo la única conífera que mantiene cierta resistencia el pino piñonero, en clara potenciación dentro de la zona.

El aprovechamiento de pinos secos y decaídos que se va a realizar proporciona rentas al Ayuntamiento de Aranda de Duero, pero lo que es más importante, se trata en mayor medida de un saneamiento de la masa forestal, para evitar la aparición de otras plagas forestales y, sobre todo, mejorar la transitabilidad de caminos y pistas, evitando asimismo que se generen obstáculos a la hora de entrar con los medios de extinción de incendios, o mejorar la asistencia de cualquier suceso de carácter accidental que pudiera sufrir alguna de las personas que usan el monte.

Del mismo modo, con motivo de salvaguardar la seguridad de los ciudadanos, se recomienda encarecidamente que todos los usuarios que con motivo de actividades recreativas vayan a visitar el monte, respeten las señales de aviso de obras y se abstengan de circular por las zonas donde se realizan los trabajos.