ASEMAR adelanta en dos años la previsión de recuperación económica de la comarca

Reivindica el cuidado de los polígonos industriales recordando que el sector aporta el 41% de la facturación

28/12/2020 14:04 | Begoña Cisneros

Ha sido ahora cuando se ha aprobado el acuerdo de integración de la Asociación de Empresarios de Aranda y la Ribera (ASEMAR) a la confederación burgalesa (FAE). Así lo han decidido los miembros de la Junta directiva teniendo en cuenta que esta adhesión no supondrá variar su actual estructura ni dejar de ofrecer a los socios los mismos servicios que se venían dando. Por tanto, a partir de ahora ASEMAR pasa a llamarse FAE ASEMAR.

La noticia la ha dado a conocer su vicepresidente, Roberto Rojo, quien ha explicado que fue en 2012 cuando se inició una fase de prueba que no se ratificó dos años más tarde “principalmente porque se quería seguir conservando la entidad propia, algo que vamos a seguir teniendo con independencia jurídica, porque no siempre nuestros intereses coinciden con Burgos y no siempre era fácil interlocutar con las administraciones”, señala Rojo, asegurando que “lo que teníamos claro era seguir manteniendo la independencia”.

Y será este próximo año, una vez conocida como quedará la próxima Junta directiva de FAE tras las elecciones, cuando su pata arandina inicie el proceso para elegir a sus próximos representantes. Una asociación, ASEMAR, que durante esta crisis ha emitido 298 comunicados técnicos y ha resuelto más de 60 consultas de sus socios, además de continuar con su actividad convencional.

 

 

Informe del tejido empresarial ribereño

Y ASEMAR ha aprovechado el lanzamiento de su revista para incluir en ella un informe económico de nuestra comarca basado en datos públicos y oficiales de los años 2018 y 2019. Un estudio del pulso empresarial de la zona que hacen latir 950 empresas, con una facturación que alcanza los 2.500 millones de euros.

Resalta el coordinador de la revista, Juan Cereijo, un hecho que a muchas personas puede resultarles llamativo: que el 74% de la facturación de la comarca se realiza desde empresas del sector de la industria (41%) y de la agroalimentación (33%). Bodegas, Servicios, comercio al por mayor, comercio al por menor, construcción y transporte apenas representan el 4 y 5%.

 

Son dos objetivos los que se han marcado desde ASEMAR con la elaboración de este informe, que piensan realizar a partir de ahora todos los años. El primero es “conocer cuáles son los sectores más importantes en la Ribera y el segundo es “dar ánimo a los empresarios, ver de dónde venimos y hacia dónde vamos”.

 

Y conociendo que Aranda cuenta con nivel industrial un 30% superior a la media del PIB provincial los augurios son buenos para los responsables de ASEMAR de cara a afrontar la crisis provocada por el coronavirus. Si las predicciones a nivel nacional hablan de 2024 para superar la crisis, los ribereños adelantas esa fecha a 2022. “Puede ser antes por la fortaleza que tiene la economía de la Ribera”, apunta Rojo, quien reivindica al Ayuntamiento de Aranda un impulso por la industria de la ciudad. “Echamos de menos acciones determinadas para la industria en el Ayuntamiento. Tenemos que cuidar más de nuestros polígonos industriales”, termina diciendo.