La interculturalidad y la amistad van de la mano en el colegio Santa Catalina

Nano Arribas es el creador del nuevo mural que ya se puede ver en el centro

05/01/2021 10:13 | Begoña Cisneros

La vuelta al cole tras las vacaciones navideñas será este año muy especial para los niños y niñas que cursan sus estudios en el colegio público de Santa Catalina. Porque cuando regresen a las aulas se van a encontrar con una gran sorpresa.

Grande porque se trata de un mural que ya ocupa una de las fachadas del edificio de los más mayores del centro. Grande también porque refleja la interculturalidad que desde hace muchos años se vive en este colegio. Ubicado en el barrio de Santa Catalina de Aranda, lugar donde más familias de distintos países y culturas se concentran en el municipio, su colegio sigue en esa línea y se ha convertido en un fiel reflejo de que la interculturalidad no está reñida con la amistad, como así se ha venido demostrando en el centro desde hace muchos años.

Y grande porque el encargado de pintar el mural no es otro que el artista arandino Nano Arribas Lázaro, que ha aprovechado los días en que las instalaciones han estado vacías para llevar a cabo su trabajo. Usando como modelo a sus dos hijas, la obra ofrece una ilustración de dos niños sentados sobre el lomo de un dragón.

 

Explica Lázaro que se trata de un encargo que recibía el año pasado desde el AMPA y la dirección del centro, pero que no pudo realizar debido a las obras de urbanización que se estaban haciendo. “No podía meter la plataforma para trabajar”, cuenta.

El encargo estaba claro: “Querían que reflejara la amistad entre diferentes razas. En definitiva lo que es la esencia del colegio y por encima de cualquier prejuicio, por eso he elegido que los niños estén encima de un dragón, algo que en principio puede ser tan temible”, explica Arribas, que se muestra encantado de haber podido realizar este trabajo en el colegio que precisamente él estrenaba para estudiar 2º de EGB. “Quien me iba a decir a mí que algún día tendría las llaves de mi colegio…”, dice sonriendo.

Al autor le hubiese gustado instalar su ilustración de gran formato justo en la pared opuesta, la más cercana a las viviendas para que su visibilidad fuera aún mayor, pero la presencia de humedades en ese lateral le ha llevado a elegir la otra zona. Lo cierto es que así se consigue atraer la atención de otras personas aún más importantes, los niños y niñas que estudian en el primer edificio del centro, que verán desde el patio sin ningún problema esta maravillosa obra de arte.

No es el primer mural que realiza Nano Arribas en el Santa Catalina. En 2017 la entrada exterior del colegio inauguró el primero centrado en el tema de la Igualdad, por encargo del Ayuntamiento. Un mural que ha retocado de nuevo en esta ocasión para arreglar los pequeños desperfectos que había.

  

 

Y con estos dos murales, son ocho los que se pueden ver del artista en el barrio. Al que  homenajea la patrona del barrio frente a la iglesia se suma su particular ‘Alma Castellana’ también en la calle Pizarro, su homenaje a los agricultores y a los obreros de la antigua fábrica de La tejera en el cruce de Pizarro con la calle Alameda, el homenaje a Gerardo de la Calle en Fernán González, su ‘Alegoría al barrio’ en la calle Alameda y su escaparate en la plaza Maestro Nebreda.

De esta manera la ruta de los murales del barrio de Santa Catalina se amplía, ofreciendo un entretenido paseo “con mucho arte”.