Retraso en los procesos parcelarios de Arandilla, Fontioso, Haza, La Horra y Torregalindo

El Procurador del Común pide que se agilicen

13/01/2021 9:20 | Begoña Cisneros

El retraso en los procesos de concentración parcelaria de Arandilla, Fontioso, Haza, La Horra y Torregalindo es protagonista en la actuación de oficio iniciada por el Procurador del Común de Castilla y León, que se ha interesado en la demora de la entrega de los títulos de propiedad de las parcelas resultantes de los procesos de concentración parcelaria en varios puntos de Castilla y León.

Así, Tomás Quintana López ha emitido a la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León un escrito en el que se advierte que este retraso está generando una inseguridad jurídica a los titulares de las fincas, y pide que se adopten las medidas para agilizar la elaboración y aprobación de las actas de reorganización de la propiedad.

Recuerda que en la zona de Arandilla, a pesar de que el acuerdo se remonta a 2014 y en octubre de 2019 se aprobaron las actas de reorganización, aún no ha sido enviada la documentación a la notaría correspondiente. Algo similar ocurre para los titulares de la concentración parcelaria de La Horra, que la notaría sí que ha recibido las actas de reorganización, pero no así el registro de propiedad de un acuerdo que se remonta a 2013.

En fase de elaboración se encuentra el expediente denominado Fontioso II donde la toma de posesión se remonta a octubre de 2017; y el de Torregalindo. Aunque la toma de posesión de los terrenos se realizaba en 2001, una década después aún no se han aprobado las actas de reorganización de la propiedad.

Señala el Procurador del Común que este retraso está dificultando la transmisión y otros negocios jurídicos sobre las fincas de remplazo adjudicadas, lo que perjudica la disponibilidad de las mismas en el tráfico jurídico e, indirectamente, puede afectar al proceso de modernización de las explotaciones agrarias.

Como consecuencia de la tramitación de varias quejas a lo largo de estos años, en las que se ponía de manifiesto el retraso en la entrega de los títulos de propiedad de las fincas resultantes de los procesos de concentración parcelaria a quienes, como propietarios de las tierras, habían participado en ellos, el Procurador del Común inició este año una Actuación de Oficio para conocer las causas de dicha demora y, en su caso, proponer posibles soluciones, dado que ese retraso se sabe que puede dificultar la disponibilidad de las fincas por parte de sus titulares, a los efectos de su eventual enajenación o cesión por cualquier instrumento jurídico o la constitución sobre las mismas de créditos hipotecarios o de otra naturaleza.

Imagen: Haza es uno de los términos municpales donde la tramitación aún no ha terminado. / BC